Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telmo Martín vuelve a Sanxenxo para “darle la vuelta a la crisis económica”

El exalcalde admite que será "muy difícil" lograr la mayoría absoluta

Telmo Martín
Telmo Martín

Tres días después de que el PP confirmara oficialmente a su cabeza de cartel electoral en Sanxenxo, Telmo Martín ya ha avanzado las líneas maestras de su programa y de una campaña que se presenta “muy difícil para lograr una mayoría”, admite el todavía diputado en el Congreso. Martín regresa a Sanxenxo tras nueve años apartado de la política local después de conseguir dos mayorías absolutas y ahora está dispuesto a lograr el sexto gobierno del PP en el municipio, aunque con una situación política y económica muy distinta. “La crisis ha dejado una huella profunda en la economía local que ha repercutido en todos los sectores, incluido el público, pero yo vengo dispuesto a remontar la situación con profundas políticas de empleo, mi máxima prioridad, y porque Sanxenxo es un municipio estratégico con muchas posibilidades de darle la vuelta a la situación”, señala el candidato, que también optó dos veces, sin éxito, a la alcaldía de Pontevedra.

 No descarta una posible coalición con SAL (Sanxenxo Agrupación Liberal), una escisión del PP, contraria a la actual alcaldesa, la popular Catalina González, y creada tras la marcha de Martín, aunque advierte: “He comenzado por hablar con todos los representantes políticos, tanto de la derecha y de la izquierda, porque soy una persona dialogante, pero no puedo adelantar acontecimientos sin conocer la opinión de los demás”.

La designación de Martín se empezó a negociar hace meses, cuando la actual alcaldesa renunció a la reelección. El nuevo candidato no quiere entrar en las causas de la renuncia de González, que atribuye a razones personales, pero niega problemas internos en el partido: “Yo no he venido para romper la estabilidad del partido, sino todo lo contrario. Aquí no sobra nadie y cuento con todos”. Martín asumirá también la presidencia local del PP, partido en el que ingresó en 1997.

Inmersa en procesos judiciales derivados de cuestiones urbanísticas, González tuvo además que hacer frente a graves problemas de liquidez por la caída en picado de la recaudación municipal y el pago de indemnizaciones por licencias de obras anuladas en los tribunales, lo que ha puesto al Ayuntamiento al borde de la bancarrota. “Me duele muchísimo y me preocupa todo lo que han tenido que pasar mis compañeros en los juzgados, a veces nos toca pasar por estas situaciones. A la coyuntura económica del Ayuntamiento habrá que buscarle soluciones y estoy convencido de que las cosas irán mejor. Ilusión y ganas no me faltan y mi larga carrera política me ha proporcionado mucha experiencia”, insiste Martín. “La política es así y de mí también se han dicho muchas cosas rotundamente falsas pero yo siempre he procurado no entrar al trapo y esperar a que los tribunales hablen. Solo puedo decir que voy a poner toda la carne en el asador en estas elecciones y que tengo la conciencia muy tranquila. Ningún juez me ha acusado de nada”, señala en referencia a la investigación abierta en un juzgado de Cambados sobre una licencia urbanística concedida por él en su anterior etapa al frente de la alcaldía de Sanxenxo.

Martín no dejará el escaño que ocupa desde 2011 en el Congreso. “Esta responsabilidad”, aduce, “sería compatible con el Ayuntamiento aunque soy partidario de no tener más que un puesto en la vida política”.