Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ararteko condena la aparición de pegatinas con esvásticas nazis

El Defensor del Pueblo vasco considera una "execrable acción" la colocación de símbolos xenófobos en una asociación Afro de Vitoria

El Ararteko ha mostrado hoy su "condena más enérgica" y su "máxima preocupación" por la aparición de varias pegatinas con la cruz esvástica nazi junto a diferentes mensajes xenófobos y racistas en la puerta de la sede de la Asociación de Residentes Afroamericanos en Vitoria-Gasteiz.

El Defensor del Pueblo vasco asegura en un comunicado que el uso de simbología nazi otorga a esta "execrable acción" una dimensión que la conecta con movimientos neonazis de diferentes países europeos, como el griego Amanecer Dorado y otros. "La ideología neonazi atenta gravemente contra los derechos humanos y los principios elementales del Estado democrático de Derecho y por ello debe ser combatido desde el principio con firmeza y contundencia", señala el Ararteko.

Los responsables de la Asociación Residentes Afroamericanos han denunciado la aparición en los últimos días de estas pegatinas y de lemas como No falta trabajo, sobran inmigrantes, Stop hipocresía, españoles los primeros y Ayudas sociales para los nacionales.

El Ombusman vasco considera que todos los poderes públicos, instituciones y administraciones, así como los responsables políticos, "deben fijar como prioridad erradicar las ideas neonazis porque suponen un cáncer contra la democracia y contra la convivencia social".

Y advierte de que el Ararteko hará uso de sus facultades para que las administraciones competentes investiguen los hechos, depuren las responsabilidades penales que pudiera haber y garanticen la seguridad y el ejercicio de sus derechos básicos a los miembros de la Asociación de Residentes Afroamericanos de Vitoria.

La colocación de estas pegatinas en la asociación Afro, que se dedica a defender los derechos de los inmigrantes afroamericanos y a favorecer su integración, se produce en medio de la polémica que desde hace siete meses se vive en la capital alavesa sobre la concesión de ayudas sociales a inmigrantes.