Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo revoca la absolución de un homicida por “miedo insuperable”

El Tribunal Superior valenciano eximió al joven mató a su anfitrión de 68 años

El Tribunal Supremo ha revocado la absolución de un homicida que, según falló en su momento el Tribunal Superior valenciano, actuó movido por un "miedo insuperable". Al casar el recurso presentado por la Fiscalía, el alto tribunal confirma la condena a cuatro años de cárcel que impuso la Audiencia de Valencia al acusado en un procedimiento con jurado.

El 20 de junio de 2012, según los hechos probados, el homicida, de 22 años, dormía en casa de la víctima, de 68, al que había conocido en un tren proveniente de Barcelona y que le había invitado a dormir y a trabajar en un supuesto restaurante que regentaba en Valencia. Por la noche, según la sentencia, el joven se despertó "sobresaltado" y vio al dueño de la casa intentando "bajarle los pantalones", al tiempo que le tocaba los genitales. Y ello le "generó una mezcla de terror y asco tan poderosa que le produjo un estado de conmoción".

El homicida estranguló al anfitrión con la toalla que llevaba en el cuello, huyó llevándose el móvil del muerto y fue detenido en Tarragona.

Los magistrados del Tribunal valenciano entendieron que la situación considerada probada por el jurado implicaba "miedo insuperable". El Supremo da ahora la razón al fiscal, que defendió que la agresión no llegó a consumarse y no colocó al homicida en tal situación de "terror invencible determinante de la anulación de su voluntad", además de destacar que el joven "era fuerte frente a la víctima".