Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los detractores renuncian a la vía judicial contra la Cruz do Castro

"Los fascistas ya tienen un candidato al que votar", dice un portavoz de la Asociación Viguesa pola Memoria do 36 en referencia al alcalde socialista Abel Caballero

La Asociación Viguesa pola Memoria do 36 confirmó ayer su renuncia a la vía judicial para lograr la retirada de la cruz “fascista” del monte de O Castro, después de la sentencia del Tribunal Superior (TSXG) que avala este símbolo, tal y como reclamaba el alcalde socialista, Abel Caballero. Según informa Europa Press, el abogado del grupo ve “francamente imposible” lograr nada por esta vía. No obstante, la lucha de la asociación continuará con un llamamiento a los “partidos de izquierdas” para que incluyan la retirada en su programa electoral.

“Damos por cerrado el capítulo jurídico”, dijo Telmo Comesaña, el presidente del colectivo que lucha desde hace años por esta demolición y contaba con varios informes a favor y el respaldo judicial hasta que el caso recaló en el TSXG. “Sin embargo, seguiremos trabajando porque hay más símbolos franquistas en Vigo, y hay que ir a por todos”, aseveró. Otro portavoz, Manuel Reinoso, dijo que el fallo supone “un momento triste para la democracia y para quienes sufrieron; y una buena noticia para los fascistas, que deberían estar contentos y que ya tienen un candidato al que votar”.