Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

LAB y ELA defienden su trabajo

La secretaria general Ainhoa Etxaide cree que actuó en beneficio de la empresa y de los trabajadores y propone cambiar la Ley Concursal

La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha asegurado hoy que la condena al actual consejero de Empleo, Angel Toña, como miembro de una administración concursal no ha sido promovida por su sindicato, que no denuncia a quien apoya a los trabajadores o la actividad de una empresa "por encima de todo". La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a Toña, que tomó ayer posesión de su cargo de consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, a 18 meses de inhabilitación como miembro de una administración concursal. El tribunal le condena por su actuación como miembro de la administración concursal de las empresas Fundifes, Otsalia XXI y Bator Gestión 2004 al considerar que cambió el orden de los pagos durante la liquidación y postergó la deuda con la Tesorería de la Seguridad Social y con cinco trabajadores.

En conferencia de prensa en Bilbao en relación al cambio del titular en la consejería de Empleo, la responsable de LAB ha aclarado que su sindicado no ha denunciado a Toña y ha señalado que ha estado trabajando con él en ese concurso. Según ha puntualizado, únicamente han sido cinco trabajadores los denunciantes de una plantilla conformada por un centenar de empleados. Etxaide ha explicado que LAB "ha estado" en el conflicto laboral en las empresas implicadas, que ha sido "largo", "duro" y no está cerrado, ha dicho. Según ha afirmado, el sindicato no ha visto "nada que debiera ser denunciado" y "no ha habido nada que no haya habido en otros conflictos".

Sin haber leído la sentencia, según ha reconocido, Etxaide ha considerado que la condena a Toña "seguramente se hace en función de la ley concursal", que LAB, según ha señalado, no va a defender porque "siempre se hace para que salgan perdiendo los trabajadores". "Nosotros -ha añadido- siempre intentamos defender los intereses de los trabajadores por encima de esa ley" y el sindicato no va a denunciar a "quienes nos han acompañado o estén dispuestos a acompañar" a la central en esa tarea. La dirigente sindical ha admitido que la sentencia no es "un buen punto de partida" para Toña al frente de la consejería de Empleo y ha anunciado que LAB solicitará hoy una reunión con el nuevo consejero para pedirle un cambio de políticas. Acompañada de la representante de la comisión socioeconómica del sindicato, Beatriz Martxueta, Etxaide ha dado un "suspenso" a la gestión del anterior consejero de Empleo, Juan María Aburto, y ha censurado que durante su mandato la consejería haya sido "una sucursal de Fátima Báñez -la ministra del ramo- a la hora de diseñar políticas". Para LAB, en los últimos dos años desde la consejería no se ha hecho nada para parar la pobreza laboral y la protección social "no se ha desarrollado para afrontar las necesidades reales".

En un comunicado, ELA ha explicado que no ve reproche en la actuación de Toña en el conflicto de la empresa Fundifes. "Ese conflcito ha sido y es muy complicado" y ha indicado que durante su desarrollo "han chocado intereses muy contrapuestos, entre quienes defendíamos -ha afirmado- un proyecto empresarial y quienes preferían una salida especulativa con los terrenos de la empresa".

Etxaide se ha preguntado si Toña accede al cargo con la intención de "cambiar las políticas" y ha apelado a su amplia experiencia en el mundo del trabajo para indicar que "sabe que la reforma laboral no ha aportado nada positivo". Ha explicado que en la reunión que va a pedirle, LAB mostrará su disposición al consejero a "abrir una nueva fase", en la que se debata sobre el modelo de relaciones laborales que necesita Euskadi y el desarrollo "real" de políticas contra la pobreza. Según ha dicho, "será determinante" conocer si se va a seguir con la mesa de diálogo social entre el Gobierno Vasco, Confebask y los sindicatos CCOO y UGT, "sabiendo que la mayoría sindical no está en ella" y que las intenciones de la patronal de "sacar del mercado laboral a ELA y LAB" son "totalmente inaceptables".