Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tomás Gómez culpa al PP de los sobrecostes en el tranvía de Parla

El secretario regional madrileño niega "ninguna preocupación" en el PSOE por esta investigación judicial, que intranquiliza a la dirección nacional de su partido

Tómas Gómez y Zapatero llegan al acto de presentación de la candidatura de Miguel Carmona. Ampliar foto
Tómas Gómez y Zapatero llegan al acto de presentación de la candidatura de Miguel Carmona. EFE

El secretario regional del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, ha negado esta mañana que haya "ninguna preocupación" en su partido por la investigación judicial y policial sobre su gestión al frente del Ayuntamiento de Parla (1999-2008) y sobre los sobrecostes millonarios en la obra del tranvía de esa localidad madrileña. Fuentes de la Ejecutiva Federal socialista han transmitido a EL PAÍS la intranquilidad de la dirección nacional sobre la situación de Gómez a solo tres meses y medio de las elecciones autonómicas. El candidato socialista a la Comunidad ha culpado al Consorcio Regional de Transportes (dirigido por el PP) de los sobrecostes en Parla, ha denunciado una "campaña" en su contra, y ha amenazado con "acciones" a "quienes sigan difamando".

El Partido Socialista de Madrid ha dado esta mañana un paso más en una precampaña electoral esquizofrénica en la que uno de sus candidatos, Antonio Miguel Carmona, participa en tres o cuatro actos al día y pone su voz a cualquier tema en discusión pública, mientras que el otro, Tomás Gómez, apenas aparece más allá de intentar disolver las dudas sobre la citada investigación.

Hoy el foco ha sido de nuevo para Carmona, que ha vuelto a lanzar por enésima vez su candidatura para la Alcaldía de la capital y esta vez con el máximo respaldo posible de su partido: arropado por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero entre el público (además del propio Gómez, Cándido Méndez, Carme Chacón, Joaquín Leguina, Juan Barranco...).

Pedro Sánchez ha evitado cualquier declaración al respecto de Gómez. Antonio Miguel Carmona, en cambio, "sobre el futuro presidente de la Comunidad", "mi amigo", "un magnífico candidato, una persona muy honrada, un ejemplo para todos", ha señalado: "Los sobrecostes, donde los haya, que se investiguen; como sé que el tranvía y los sobrecostes tienen un responsable político, la Comunidad de Madrid, que se investigue. Yo pongo no una sino las dos manos en el fuego por Tomás Gómez". Antes, había dicho: "La corrupción es como una enfermedad, como la gripe, existe desde Adán y Eva. El problema es la impunidad. Yo nunca defenderé a ningún corrupto, y menos del PSOE. Nunca nadie que haya hecho pan tiene las manos llenas de harina. Si no has gobernado, no puedes tener corruptos en tu partido. Tienes que luchar contra la corrupción, si no formas parte de ella".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el candidato Antonio Carmona. ampliar foto
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el candidato Antonio Carmona.

Sánchez ha presentado esta mañana a Carmona como su "amigo", además de un "madrileño de los pies a la cabeza" que "no para quieto". "Es el mejor candidato a la Alcaldía porque busca la calle, se asfixia en los despachos, habla de todo con todos, y en un momento de alejamiento con los ciudadanos esa política es más importante que nunca", ha señalado. "Es el mejor candidato porque está preparado, no solo porque sea doctor en Economía sino porque sabe que las cifras macroeconómicas no son siempre las cifras con las que convive la gente", ha añadido Sánchez, antes de ponerse a hacer campaña por su cuenta con promesas de política nacional como derogar la última reforma laboral aprobada por el Gobierno, en manos del Partido Popular desde 2011.

"España necesita cambiar, Madrid necesita cambiar, y eso va más allá de un cambio de gobierno, se trata de cambiar los modos de hacer política. La política debe ir tres pasos por delante de la legalidad, ser ejemplar es hacer política desde la moralidad más exigente. Madrid necesita un alcalde en quien se pueda confiar", ha concluido Sánchez. El secretario general del PSOE fue antes concejal madrileño, y durante mucho tiempo su postura muy crítica contra Tomás Gómez le colocó como aspirante en la sombra a sustituir a este como líder regional socialista.

Sin embargo, en las elecciones primarias para elegir al nuevo secretario general del PSOE, el pasado verano, Gómez se volcó a favor de Sánchez, y este le correspondió con su respaldo en otoño en el proceso para elegir a los candidatos madrileños. Carmona, respaldado a fondo por Gómez, logró así también la papeleta de alcaldable socialista por encima del actual líder municipal, Jaime Lissavetzky, cercano al anterior secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. Unos meses después, Carmona está asentado como candidato, mientras que Gómez provoca preocupación en el entorno de Sánchez.

"Yo pongo no una sino las dos manos en el fuego por Tomás Gómez", dice Carmona

"Ningún candidato solvente puede prepararse las elecciones en 100 días", ha criticado en su discurso Carmona (que es diputado regional y empezó a prepararse la ciudad el pasado verano), pidiendo luego apoyo para tener "una mayoría holgada" frente a "conservadores y agitadores". Sobre los primeros, el candidato socialista ha censurado que el PP siga a la espera del "delegado" o "valido" de Mariano Rajoy, a quien ha espetado: "Madrid no es una barrio de Moncloa, Moncloa es un distrito de Madrid". Sobre una posible candidata del PP, Esperanza Aguirre, ha exclamado: "No necesitamos cazatalentos de delincuentes".

A Podemos se ha referido como aquellos "que quieren destruir las instituciones". "Frente al tictac, yo soy el pim pam de propuestas", ha señalado. Entre ellas, bajar el Impuesto de Bienes Inmuebles a los ciudadanos, crear una oficina contra el fraude dentro del Ayuntamiento, subir la carga fiscal a las casas vacías de los bancos ("una medida de dudosa legalidad"), "colmatar" la ciudad de escuelas infantiles, duplicar en ocho años la llegada de turistas, evitar desahucios, prescindir de asesores nombrados a dedo (muchos de los que hay ahora en el Ayuntamiento están ahí nombrados por el PSOE), "revisar" las multas "para que no sean tan agresivas", "profesionalizar" a la Policía Municipal, etcétera. "Un programa centrado, en el centro de la solución, el lugar donde no cabe dejar de mirar", prometió

Sánchez guarda las distancias

“Absolutamente cero preocupación, sé que nadie está preocupado en ningún sitio”, dijo el secretario del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, ante la información publicada por EL PAÍS sobre la inquietud en la dirección de su partido por la investigación judicial y policial del sobrecoste del tranvía de Parla —que él impulso cuando era alcalde (1999-2008)—.

Lo dijo tras el acto informativo en el que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, presentó a su “amigo” Antonio Miguel Carmona, candidato a la Alcaldía de Madrid, y evitó cualquier mención a Gómez, aspirante al Gobierno regional. Por no haber, no hubo apenas foto alguna en la que ambos se saludaran o aparecieran juntos, frente al despliegue gráfico de las primarias socialistas de julio. Entonces, Gómez se volcó en su respaldo a Sánchez (tras decir que iría “hasta el fin del mundo” con Susana Díaz). Este le correspondió en las primarias regionales de otoño (Gómez no tuvo rival), y todo ello pese a la dura rivalidad que enfrentaba desde hacía años a ambos, y que llegó a convertir a Sánchez en relevo en la sombra del líder regional.

Esa sintonía, sin embargo, se ha ido enfriando, de cara al público. El pasado fin de semana, Gómez solo contó con el respaldo de un miembro de la dirección federal en su convención regional.

Quizá por ello, el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, refrendó esta mañana la confianza del PSOE en Gómez y descartó que se vaya a buscar un candidato alternativo incluso si finalmente es imputado. Sea así o no, la situación actual preocupa no sólo en el PSOE sino sobre todo entre altos cargos del PSM, que vaticinan un desplome electoral para Gómez que arrastraría además a otros municipios.

El secretario regional, en cambio, presume de “preocupación cero”, toda vez que, asegura, el tranvía de Parla lo adjudicó el Consorcio Regional de Transportes y, por tanto, la responsabilidad sería del PP. Y ello pese a que fue el gobierno municipal que él presidía el que aprobó un aumento presupuestario de 25 millones en 2006; hay 12 ediles o exconcejales para los que la Fiscalía pide la imputación, y si entre ellos no está Gómez es porque ese día decidió irse a cantar villancicos con niños, según explicó.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información