Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Manuel Martínez, histórico líder vecinal de Sant Martí

Fue el primer presidente de una asociación de vecinos que recibió la Creu de Sant Jordi

Manuel Martínez, en una imagen de archivo, cuando recibió la Creu de Sant Jordi en 2004.
Manuel Martínez, en una imagen de archivo, cuando recibió la Creu de Sant Jordi en 2004.

Hace solo unos días, el 21 de enero, respondía en una entrevista en El Periódico que solo le faltaba por ver materializada una residencia de ancianos en su barrio: Sant Martí de Provençals. No ha llegado a tiempo. Aunque sí se va con el homenaje que, con 73 años, le hicieron sus vecinos y las autoridades en noviembre pasado, y con una placa a su honor en la plaza dels Porxos. El histórico ex presidente de la asociación de vecinos, Manuel Martínez (Barcelona, 1941) ha fallecido como consecuencia del cáncer que padecía. Lo ha anunciado el alcalde, Xavier Trias, durante un acto este mediodía.

Hijo de inmigrantes murcianos, Martínez llegó a barcelona tras la Guerra Civil y lideró la asociación vecinal durante 42 años. Su trayectoria política también pasó por la lucha sindical en la clandestinidad y estuvo en la cárcel en varias ocasiones. Entre otros premios, en cuatro décadas recibió la Creu de Sant Jordi y la Medalla d'Or de la Ciutat. Cuando en 2004 el Tripartito le dio la Creu de Sant Jordi celebró que nunca antes la había recibido un líder vecinal. Entonces, en una entrevista en este diario defendía "la escuela" que fue la política durante el Franquismo. "Había que tener mucho coraje e imaginación", decía y aplaudía "la forma de hacer política que se aplicaba en el PSUC y que hoy está desprestigiada, la política de pactos y de consensos".

En noviembre de 2014, Trias inauguró una placa en su honor en la plaza dels Porxos, en Sant Martí, en la que los vecinos agradecían a Martínez su activismo en defensa de los intereses del barrio. Trias ha lamentado la muerte y ha explicado que mantenía con Martínez una relación de afecto, "pese a las diferencias". "Todos los que hemos estado en el Ayuntamiento hemos peleado, discutido y trabajado con él", ha añadido. No ha habido alcalde o candidato a serlo que durante cuatro décadas no se haya querido dejar ver con Martínez.

Mientras tenga salud, a mi no me para nadie", decía en 2004

Bajo su liderazgo, los vecinos del barrio han reivindicado y conseguido logros tan trascendentales como la llegada del metro al barrio --además de la creación de la Rambla de Guipúscoa, la continuación de Aragó hacia el Besòs--, la cobertura de la Gran Via, o la apertura de servicios públicos como el mercado, un CAP o un centro cívico. Martillo de todos los concejales del distrito, carismático, Martínez tenía controlado cada rincón del barrio y le gustaba demostrarlo: "¿Qué árbol quiere que le pongan delante de casa?", espetó una vez a un vecino que le comentó que su balcón daba a la plaza dels Porxos justo cuando ésta estaba en obras.

Cuando en 2004 el Gobierno catalán le dio la Creu de Sant Jordi negó que fuera a retirarse. El hombre que no saludaba a menos de 10 personas por minuto afirmaba: "Mientras tenga salud, a mi no me para nadie".