Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos no bloqueará la investidura de Susana Díaz si es la más votada

Teresa Rodríguez cambia de opinión y encabezará la lista por Cádiz

La eurodiputada de Podemos Teresa Rodríguez, el pasado día 12 de diciembre en Cádiz. Ampliar foto
La eurodiputada de Podemos Teresa Rodríguez, el pasado día 12 de diciembre en Cádiz.

La política de alianzas en Podemos de Andalucía se decidirá por referéndum, pero la que será su candidata a la presidencia de la Junta en las elecciones andaluzas del 22 de marzo, Teresa Rodríguez, es partidaria de abstenerse en la sesión de investidura si, como aseguran todas las encuestas, la lista más votada es la que encabeza la socialista Susana Díaz, aseguró este lunes Rodríguez a un grupo de periodistas.

Podemos, por tanto, no será un obstáculo en ese proceso, en la idea de condicionar posteriormente y paso a paso la gestión de Díaz en caso de que esta gobierne en minoría. Para un acuerdo con los socialistas, sus dirigentes ya han advertido que sería necesario que el PSOE diese un giro de 180 grados. Susana Díaz ya ha dicho que no pactará ni con el PP ni con Podemos.

Rodríguez se impuso en las primarias convocadas por la formación, en las que logró 12.835 votos de los 15.874 votos válidos, el 80,86%. “Muchísimas gracias por el apoyo, estaremos a la altura. A por todas en Andalucía para recuperar la dignidad”, afirmó a las diez de la mañana, tras hacerse públicos los resultados. La lista alternativa se ha quedado con un 13,45% del respaldo. En total, 16.321 personas emitieron su voto, el 29,6% de los 55.000 inscritos en Andalucía.

La primera intervención pública de Rodríguez ha sido en Canal Sur, donde ha admitido la existencia de discrepancias con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sobre organización, pero no en lo referente al programa. El pasado día 31, en la marcha organizada por esta formación en Madrid, la organización nacional dejó sin espacio a la candidata andaluza, que no figuró en el acto de cierre. "Todavía no era candidata", justificó la dirigente de Podemos.

Rodríguez también se ha referido al cofundador y responsable del programa electoral de Podemos, Juan Carlos Monedero, quien pagó a la Agencia Tributaria el jueves 29 de enero 200.000 euros correspondientes al IRPF de 2013 por los ingresos de 425.150 euros que a finales de ese año facturó a través de su productora a los Gobiernos de Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador. La candidata destacó la ausencia de denuncia. "Cuando hay sospecha de algún tipo de irregularidad que tiene que ver con un delito fiscal, lo deseable es que medie una denuncia porque así se pueden poner sobre la mesa con claridad las intenciones de quien denuncia, que es que se esclarezcan los hechos, y por otra parte, que el acusado pueda defenderse con argumentos y documentación. Y en este caso, ni media denuncia ni mediará porque ya incluso los técnicos de Hacienda han reconocido que no existe delito fiscal de ningún tipo", ha afirmado.

Sobre la polémica surgida después de que Pablo Iglesias acusara a Canal Sur de haber vetado una entrevista en su primer mitin en Sevilla, el pasado 17 de enero, Rodríguez pidió disculpas si se puso en cuestión la profesionalidad del ente autonómico y afirmó que no hubo tal veto porque nunca se "pudo concretar" esa intervención.

La ya aspirante oficial de Podemos a la presidencia de la Junta de Andalucía consideró que las discrepancias internas son normales y que no se le puede aplicar a su formación los conceptos de familias de partidos convencionales. "Hay coincidencias en el documento político y programático y sólo en el de organización hay discrepancias", insistió. "Las alianzas son flexibles y nos ponemos de acuerdo o no dependiendo del debate, y eso es sano", ha añadido.

A partir de ahora, una comisión estatal organizará las listas y decidirá la provincia por la que concurre a las elecciones. Rodríguez ha admitido que le gustaría ir por Sevilla o Cádiz y que la representante del Sindicato Andaluz de Trabajadores y de la CUT María García irá en la candidatura.

Sobre aspectos concretos, la primera medida que tomaría como presidenta de la Junta sería auditar la administración andaluza para "hacer más eficientes los recursos públicos, después de 35 años de falta de ideas, de aire, de transparencia y de visibilidad".

La segunda medida sería un plan de urgencia para las personas que lo están pasando peor en la comunidad y la tercera, la revisión de subvenciones a "empresas que contratan durante un tiempo y luego se van". La candidata abogó por un cambio en "la forma de producir en Andalucía".

Más información