Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“IU no se ha moderado en el Gobierno andaluz, ha madurado”

Antonio Maíllo achaca la ruptura del pacto a una estrategia electoral del PSOE

Antonio Maíllo, candidato de IU. Ampliar foto
Antonio Maíllo, candidato de IU.

Antonio Maíllo (Lucena, Córdoba, 1966) es el líder de IU de Andalucía y candidato a la presidencia de la Junta. Achaca la ruptura del Gobierno de coalición de Andalucía a una estrategia electoral del PSOE y ve muy complicado que este pacto se pueda reeditar.

Pregunta. Da la impresión de que han estado en shock durante la ruptura.

Respuesta. No hemos estado en estado de shock. Hemos tenido una respuesta rápida a una ruptura que no tiene que ver con los intereses de la sociedad andaluza, sino con cálculos electorales y con una clave personal.

P. El PSOE atribuye la ruptura al giro radical de IU en la dirección federal tras el ascenso de Alberto Garzón.

R. El PSOE ha hablado del viaje al Sáhara, del referéndum, de la incidencia de Garzón, del giro radical y de la convergencia. Son excusas, porque les ha salido mal la ruptura al pensar que la gente iba a comprarles un relato flojo. Frente a las especulaciones, la realidad. Y la realidad fue la aprobación del Presupuesto de 2015.

P. ¿Usted midió mal cuando propuso a la asamblea de IU un referéndum para decidir su continuidad en el Gobierno?

R. No. El paso fundamental de la asamblea fue decirle al PSOE que era la hora de cumplir lo acordado porque veíamos resistencias. Su reacción ha demostrado una falta de voluntad de cumplir el acuerdo. Son ellos los que han roto porque se niegan a desarrollar políticas de izquierdas.

P. Ha hablado de clave personal. ¿Cree que Susana Díaz quiere ir a las primarias del PSOE?

R. Cada vez estoy más convencido. Cuanto más repita que su interés es Andalucía, más demuestra que nadie cree las excusas de la ruptura y que quiere ser referencia a nivel estatal.

P. ¿Cuánto ha pesado en la ruptura su anuncio de que iba a pedir una comisión de investigación sobre toda la corrupción en Andalucía?

R. Mucho. Es la razón oculta, la que ellos no han querido dar.

P. ¿Qué diferencia ha percibido en el Gobierno de coalición con José Antonio Griñán como presidente y con Susana Díaz?

R. Hay una primera fase en la que sectores de la sociedad percibían con escepticismo nuestro papel en el Gobierno y nuestra capacidad de gestión, pero una convicción por las dos partes del acuerdo programático. La entrada de la actual secretaria general del PSOE supone una construcción de un discurso más personalista.

P. ¿Es posible un acuerdo de IU y Podemos antes de las elecciones del 22-M?

R. Nos vamos a presentar como IU con otras formaciones que quieran ir a una convergencia real, pero no estoy hablando del partido al que se refiere. IU se va a presentar con una clara identidad de izquierdas y con un sentido de utilidad.

P. ¿Y tras las elecciones es posible el acuerdo con Podemos?

R. Nosotros queremos tener capacidad para ser influyentes. ¿La ruptura del pacto por qué se produce? Porque hay sectores del gran empresariado y de la banca a los que les molesta y que quieren que IU no incida en el futuro de Andalucía. El PSOE y Susana Díaz se han prestado a ese objetivo.

P. Si tras el 22 de marzo existe de nuevo la posibilidad de un pacto PSOE-IU, ¿qué hará?

R. Nosotros queremos tener fuerza y el problema puede ser que el PSOE tenga que buscarse otros aliados porque no quiere afrontar políticas de izquierdas. En el debate que se producirá entre la militancia se tendrá en cuenta que aquí ha habido una persona que ha tenido una responsabilidad en la ruptura. Eso tiene una adición de incredulidad que pesará.

P. Pero, ¿ve posible un nuevo Gobierno de coalición PSOE-IU?

R. Complicadísimo.

P. Pero no imposible.

La razón oculta de la ruptura es la comisión sobre la corrupción

R. El problema está en que no vamos a afrontar un debate de acuerdos con alguien que ha incumplido de esta manera. El problema es de un PSOE derechizado que no acomete políticas de izquierdas.

P. ¿El laboratorio de izquierdas ha fracasado?

R. Está por construir todavía. Lo han frustrado y el PSOE tendrá que explicar por qué ha reventado la posibilidad de desarrollar políticas de izquierdas.

P. ¿Repetir resultado, obtener 12 diputados, sería un éxito?

R. Aspiramos a lo máximo. Me sitúo mentalmente con la aspiración de ser presidente de la Junta de Andalucía. Tenemos programa ejecutable, capacidad de gobierno y una línea de coherencia.

P. ¿IU ha dejado de dar miedo tras estos años en el Gobierno andaluz?

R. Izquierda Unida no se ha moderado, ha madurado. Los prejuicios se han desvanecido con el trabajo realizado. Hemos hecho un uso racional del dinero público y reorganizado las malas prácticas del PSOE.

P. El PSOE va a cumplir 33 años en el poder en Andalucía. ¿Es mérito del PSOE o demérito de la oposición?

R. Un poco de todo. En el Gobierno hemos percibido la asentada red clientelar que tiene.

P. ¿En qué lo han percibido?

R. En una aplicación continuada de una política de subvenciones. El PSOE ha hecho desde la concesión de una vivienda a una ayuda agrícola una concesión graciosa y no una dación de derechos que asiste a la sociedad.