Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obsesiones en el limbo

La autora teatral Denise Despeyroux lleva una historia sobre el limbo al Teatro Lara cada jueves

“Lo primero que yo tengo que aclararles es que no soy actriz y esto no tiene nada que ver con el teatro”. Por un infierno con fronteras lo deja claro: no es una obra, es una campaña. Una campaña con su recogida de firmas y su lobby, pero con una particularidad: está orquestada desde el más allá. La activista es Cordelia, una suicida que, tras la eliminación del limbo por la Iglesia en 2007, se ve vagando sin poder entrar ni en el cielo ni en el infierno ni en el purgatorio. Esta es la propuesta (mitad mitin, mitad sesión de psicoanálisis) que lleva la autora teatral Denise Despeyroux al Teatro Lara cada jueves, hasta nueva orden.

La voz de Despeyroux (Montevideo, 1974) pertenece a esa nueva generación de dramaturgos y directores que pisa cada vez con más firmeza la escena española. Muestra de ello es que Por un infierno sin fronteras ha pasado de representarse en la sala alternativa La Casa de la Portera (20 localidades) a hacerlo en la sala off del Teatro Lara (120 butacas).

El espacio y la repercusión de las obras de la dramaturga quizás hayan cambiado, pero no sus obsesiones. Por un infierno sin fronteras es un cóctel con ingredientes habituales en el teatro de Despeyroux: el limbo (como en La muerte es lo de menos, estrenada en 2010), lo paranormal y el psicoanálisis (Carne viva, estrenada el pasado año). “Hay leitmotivs que se repiten. Me interesa trabajar con lo que evocan algunas de esas cuestiones. Por ejemplo, el tema del limbo, que es un espacio para los excluidos, un no-lugar para los que no pueden ni ser. Además, son temáticas que me parecen teatralmente atractivas”, explica la autora.

Tras este proyecto, Despyroux se prepara para dar el salto a los grandes teatros. Sus compañeros de generación (José Padilla, Alberto Conejero, Pablo Messiez, Paco Bezerra…) ya han cruzado las puertas del Centro Dramático Nacional, y ahora es el turno de una de las pocas autoras de la cuerda.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram