Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid renuncia a las ayudas estatales para rehabilitar

La Comunidad argumenta que en el nuevo plan nacional está obligada a adelantar el dinero de Fomento

Fachada en rehabilitación en un edificio en Chamberí. Ampliar foto
Fachada en rehabilitación en un edificio en Chamberí.

La Comunidad de Madrid ha perdido las ayudas que otorga el Ministerio de Fomento para 2014 para lo que se conoce como las 3R: rehabilitación, regeneración y renovación urbanas. Y, sin las tornas no cambian, renunciará al segundo año del Plan Estatal de Vivienda 2013-2016. Porque el Gobierno regional no ha firmado el convenio con el Gobierno central. Madrid es la única comunidad que no ha cerrado el acuerdo. Y no lo hará “hasta no haber terminado de pagar las ayudas de planes anteriores”, explican desde la Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda.

El programa para toda España supera los 2.500 millones de euros (un 30% aportado por los gobiernos regionales) en tres años. Y, como en el plan de vivienda anterior, el 80% del dinero se destinaba a apoyar la compra de casa nueva, parte de este va a socorrer a quienes se hipotecaron en viviendas protegidas (VPO) y apenas tienen ingresos. Pero hay también dinero para apoyar el alquiler entre familias de pocos ingresos y la rehabilitación de hogares con más de 34 años.

“Todo está preparado para firmar, como con las otras comunidades. Estamos a la espera. No hay fecha”, explican desde el gabinete de Comunicación de Fomento. No entran a valorar el retraso en la firma por parte de Madrid.

Fuentes de la Consejería de Vivienda defienden su postura: “Mientras estemos abonando planes anteriores, es conveniente la justificación al Ministerio antes de la firma del nuevo plan. Sobre todo, cuando el modelo ha cambiado y ahora son las comunidades autónomas las que tienen que financiar los planes estatales adelantando el dinero”. Y detallan más: “Madrid no podría pagar las cantidades que tiene pendientes con la firma del Plan de Vivienda 2013-2016 estatal. Además, llega con retraso, pues cubriendo el periodo 2013 a 2016, se firmó a finales de 2014. Con lo cual ya íbamos a comenzar con retrasos antes de ponernos al día con planes anteriores”.

Fomento otorga una aportación extra por la misma cantidad que la presupuestada por la comunidad —es voluntaria, Baleares, por ejemplo no aporta—, aunque no tiene por qué destinarse a los mismos conceptos: alquiler, reformas, accesibilidad o el fomento de ciudades sostenibles. Estas ayudas extras van desde los tres millones del Gobierno de Asturias a los 15 millones de Andalucía. Gracias a este programa, una persona puede llegar a recibir 11.000 euros para rehabilitar su casa.

A diferencia de otros países de Europa, en España se ha primado la nueva construcción frente a la rehabilitación. Pilar Pereda, secretaria general del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), hace números: “En el bum todo valía. El 58% de las casas son anteriores a la primera normativa de eficiencia energética que es de 1979. No tienen abrigo, aislamiento. Y el 95% son anteriores al código técnico de 2006, que obliga a ahorrar un 50% de la energía. El problema es que hay un desprecio a estas campañas de eficiencia energética”. Por eso a Pereda le parece “una injusticia” que Madrid no esté beneficiándose de las subvenciones.

Estas casas mal acondicionadas son las destinatarias de las ayudas. También las que no cuentan con ascensor o una cimentación deficiente. Se incide mucho en la eficiencia energética, teniendo en cuenta que las emisiones por gases de efecto invernadero causadas por edificios han crecido desde 1990 un 20%. Y, para remate, el 38% de los ciudadanos tienen problemas por falta de aislamiento en su casa.

Madrid no ha se ha sumado por el momento al plan estatal, pero desde Vivienda se recuerda que tienen un plan en marcha: “Desde septiembre la Comunidad ha pagado 26 millones de euros (16 de instalación de ascensores y 10 de rehabilitación de viviendas) y se ha habilitado una partida de 10 millones de euros para pagar hasta 200 euros de ayudas al alquiler”. Les queda por abonar otros 10 millones de rehabilitación de vivienda a lo largo de 2015. Y entonces, explican en Vivienda, se “podrá habilitar nuevas partidas para nuevas ayudas a la rehabilitación de su presupuesto, igual que acaba de hacer con las ayudas al alquiler”.

Tras el pinchazo de la burbuja del ladrillo en 2008, la construcción se paró en Madrid, pero vive desde el primer semestre de 2014 un repunte. Así en este período las obras subieron un 78% con respecto al mismo periodo 2013. Y el COAM calculó entonces que el 45% de estas obras eran nuevas, frente al 30% de un año antes. Le ganan terreno a la rehabilitación.

Tipos de ayudas

  • Se pueden beneficiar de las subvenciones casas de antes de 1981 o con graves daños estructurales. También si el destino del edificio por más de 10 años.
  • Subvenciones para conservación: cimentación, estructura, instalaciones comunes (luz, gas, fontanería y recogida de residuos). Y en el caso de edificios declarados Bienes de Interés Cultural para conservar las azoteas, las cubiertas o la fachada. Hasta 2.000 euros por cada casa.
  • Subvenciones para mejora de la calidad y sostenibilidad de los edificios: instalación de dispositivos bioclimáticos, calefacción, refrigeración, iluminación o separación de residuos. 2.000 euros por cada vivienda (5.000 si se baja la demanda energética un 50%).
  • Accesibilidad: instalación de ascensores, grúas o señales luminosas. Hasta 4.000 euros por vivienda.
  • Las cuantías aumentan un 10% si es un edificio declarado Bienes de Interés Cultural. Las subvenciones no pueden superar el 35% del coste de la obra, un 50% en el caso de las faenas de accesibilidad.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información