Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal retira la acusación de desorden público en el caso Can Vies

Cinco acusados dicen que sólo se manifestaban; que no lanzaron piedras a los Mossos

Los juicios por los altercados de Can Vies continúan este miércoles en la Ciudad de la Justicia.
Los juicios por los altercados de Can Vies continúan este miércoles en la Ciudad de la Justicia.

Los juicios por los disturbios ocasionados tras el desalojo de la casa ocupada de Can Vías han proseguido durante la mañana de hoy con la declaración de cinco acusados que se enfrentan a penas de prisión que van de los nueve meses de cárcel hasta los cinco años y 10 meses de privación de libertad. En la mayoría de casos la fiscalía ha retirado la acusación de desórdenes públicos.

Durante la mañana de hoy se han celebrado cuatro vistas orales. Todas ellas se han caracterizado porque los cinco acusados, en uno de los juicios se encausaba a dos jóvenes, han proclamado su inocencia desde el primer momento. Otra de las características es que los mossos han declarado tras una mampara alegando que no querían ser reconocidos por los miembros del público.
En el primero de los juicios, Pol R. y Enric R. han negado haber lanzado piedras y botellas a un cordón policial. La declaraciones de los agentes no han acabado de convencer al ministerio fiscal que ha retirado la acusación de desórdenes públicos contra los dos jóvenes pero ha mantenido la de atentado a la autoridad. Pide de tres años y un día de prisión. El abogado de Enric R. ha calificado las detenciones que efectuaron aquellos días los Mossos como "no garantistas" y Enric ha aprovechado su último turno de palabra para suplicar que no le condenen "por que tengo 20 años".

Acto seguido ha comenzado el juicio contra una joven que asegura dedicarse al fotoperiodismo. Paula J. ha afirmado que ella estaba allí haciendo algo así como un curso autodidacta y acelerado de reportaje de altercados y manifestaciones. La joven ha admitido que realizó una fotografía a un grupo de mossos de paisano, éstos no se lo tomaron bien y, según la acusada, esa instantánea tuvo mucho que ver en su detención. Los agentes, siempre detrás de la mampara, han manifestado que la joven les lanzó una piedra. El caso ha quedado suspendido hasta mañana cuando declararán nuevos testigos. Paula se enfrenta a cinco años y 10 meses de cárcel.

Después ha llegado el turno del joven colombiano Sebastián V. que se ha presentado a la vista con un certificado de buena conducta expedido por la biblioteca a la que acude asiduamente. Al igual que sus compañeros ha negado haber lanzado piedras. La fiscalía ha retirado los cargos de desordenes públicos pero mantiene el de atentado a la autoridad y solicita cuatro años de cárcel para el acusado.
Algo similar le ha sucedido al último encausado de la mañana. Un joven al que fiscalía al final solo acusa de resistencia a la autoridad y le pide nueve meses de prisión. El joven gritaba a los policías ataviado con una pancarta que le cubría todo el cuerpo y que rezaba: "Si ayer llovía, hoy sale el sol; nunca atropellaréis nuestros sueños".

Mañana se celebrarán nuevas vistas relacionadas con los altercados tras el desalojo de la casa ocupa de Can Vies.

Más información