Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU presume de gestión en la Junta ante el “miedo al cambio” del PSOE

El portavoz del Gobierno reprocha a su exsocio que asuma un protagonismo que no tiene

Los exconsejeros Elena Cortés, Diego Valderas y Rafael Rodríguez, en la sede de IU. Ampliar foto
Los exconsejeros Elena Cortés, Diego Valderas y Rafael Rodríguez, en la sede de IU.

Izquierda Unida mantendrá viva durante días la denuncia de que la ruptura de la coalición en Andalucía se debe a la “decisión unilateral y egoísta de la secretaria general del PSOE”, Susana Díaz. Pero va a reivindicar con fuerza la gestión desarrollada en el Gobierno del que ha formado parte durante dos años y ocho meses. Los dirigentes de IU aseguran que la gestión en la Junta ha sido un trabajo colectivo del que nadie puede apropiarse en solitario, pero van a presumir de las medidas e iniciativas aprobadas desde las tres consejerías que han ocupado. También del contenido del pacto de Gobierno firmado que el “PSOE ha tirado por la cuneta” por “el miedo al cambio a la izquierda”, dijo este martes el ex vicepresidente de la Junta Diego Valderas.

Menos de 24 horas después de ser destituidos por decreto de la presidenta de la Junta, los tres ex de IU defendieron su gestión en la sede andaluza de su partido. No estaban solos. Asistieron colaboradores y asesores que durante este tiempo han trabajado con ellos en la Administración autonómica. Hoy terminarán de recoger sus cosas y dejarán sus teléfonos corporativos. En este tiempo, IU ha tenido 83 altos cargos ocupando puestos de responsabilidad.

Desde el PSOE llevaban tiempo reclamando a IU que “pusieran en valor” la gestión del Gobierno andaluz. Pero no fue hasta ayer cuando, por primera vez, los tres dirigentes de IU que se han sentado en el Consejo de Gobierno lo hicieron juntos y con fuerza.

En la asamblea de rendición de cuentas, que aprobó celebrar un referéndum interno condicionado a la aprobación de leyes, Valderas fue quien con más determinación abogó por sacar pecho de la gestión de IU, ante un goteo de intervenciones que reclamaban romper el pacto. Esta consulta ha sido uno de los motivos esgrimidos por Díaz para poner fin a la coalición. El otro, el proceso de convergencia impulsado por el nuevo referente federal de IU, Alberto Garzón, con Podemos.

En IU no dan crédito a las explicaciones de la dirigente socialista, que consideran un “engaño”, y están convencidos de que Díaz hubiera esgrimido cualquier otro motivo para disolver el Parlamento. Uno por uno, Diego Valderas (ex vicepresidente y exconsejero de Relaciones Institucionales y Administración Local); Rafael Rodríguez (ex de Turismo y Comercio); y Elena Cortés (ex de Fomento y Vivienda) detallaron las medidas aprobadas o impulsadas por sus antiguas consejerías que ahora han quedado en manos de otros tantos consejeros socialistas.

Los tres se mostraron “orgullosos y satisfechos” del trabajo realizado en esta legislatura y se apuntaron en el casillero de IU el haber sido “garantía de políticas de izquierda, de la gestión honesta de los recursos públicos”, del “uso limpio del dinero” y de ser un muro contra la corrupción, señaló Rafael Rodríguez. “Nos sentimos orgullosos de la acción de Gobierno por los cambios útiles y evidentes que hemos hecho”, destacó Elena Cortés.

Las opiniones de los exconsejeros de IU fueron rebatidas por el portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez. “Ha sido un trabajo colectivo, un buen trabajo para Andalucía. Este Gobierno ha funcionado durante este tiempo y las iniciativas puestas en marcha no tienen padres ni madres particulares”, aseguró, informa Antonio J. Mora. Según él, IU quiere asumir un protagonismo “que realmente no lo ha tenido, porque en el Gobierno andaluz han trabajado codo con codo los dos partidos”.

Valderas, Cortés y Rodríguez aseguraron que por su parte no habrá problemas internos por la elaboración de las listas electorales. Sí las habrá del lado de la CUT. El que ha sido por muy breve tiempo diputado y secretario de Política Institucional, Álvaro García Mancheño, reclamó ayer que, como en las dos últimas elecciones, uno de sus dirigentes encabecen la candidatura por Sevilla, que liderará el coordinador de IU, Antonio Maíllo. Exigió a este que fuera “generoso”.