Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Federalistes d’Esquerres aboga por una reforma Constitucional

La entidad catalana defiende en su manifiesto la "tercera vía" para evitar la independencia

Francisco Caamaño en el Parlamento
Francisco Caamaño en el Parlamento

Federalistes d'Esquerres quiere aprovechar el año electoral para reafirmar la reforma constitucional que propugna y para ello presentó ayer en el CCCB de Barcelona el manifiesto “Una España federal en una Europa federal”. El texto que impulsa la asociación aboga por la reforma de la Constitución en clave federalista para evitar, entre otras cosas, la independencia de Cataluña.

Al acto asistió el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y el alcaldable socialista a Barcelona, Jaume Collboni. El presidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, acudió también a la presentación. El objetivo es lograr “una España federal que no fracture a los ciudadanos de una misma comunidad política”, avanzó la vicepresidenta de la entidad, Carme Valls, que fue la encargada de leer un manifiesto que ha reunido un millar de firmas.

El manifiesto denuncia el crecimiento de un movimiento independentista que “pone en grave riesgo la unidad del Estado con consecuencias que entendemos serían nefastas para todos”. La asociación recoge también en su escrito la necesidad de reconocer la pluralidad identitaria, la distribución clara de las competencias entre la Administración General del Estado y las comunidades y una financiación justa y equilibrada, un sistema de financiación “equitativo y justo”.

Entre los asistentes al acto, el exministro de Justicia, Francisco Caamaño, que aseguró que el federalismo empieza en los municipios. “El federalismo es la unidad de los distintos. Creo en la unión, los federalistas también somos nacionalistas con la diferencia de que nosotros no exigimos a nadie que tenga que expresarse por su pluralidad de ideas”, sostuvo Caamaño. “Creemos en el derecho a la diferencia, pero sin diferencia de derechos”, explicó el exministro de Educación, Ángel Gabilondo quien aseguró que la reforma de la Constitución es el primer paso para mejorar la “salud social” en España. El político y cofundador de Comisiones Obreras, Nicolás Sartorius, criticó el sistema autonómico y enfatizó en la necesidad: “si empezamos a separarnos no encontraremos la solución”.

Engrosaron la lista de participantes el ensayista y profesor, Jordi Gracia, el crítico, Jordi Llovet y el exdirigente de Iniciativa Joan Boada.