Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El concurso Viñas premia a una soprano de Ucrania de 24 años

Los ganadores actuaron ayer en el Liceo y el jueves lo harán en el Teatro Real

La joven soprano ucraniana Olga Kulchynska,, ganadora del viñas, durante el concurso.
La joven soprano ucraniana Olga Kulchynska,, ganadora del viñas, durante el concurso.

Algo está cambiando en el tradicional Concurso Internacional de Canto Francesc Viñas de Barcelona. Se mantiene la hegemonía de concursantes coreanos, y de los 607 cantantes de 61 estados que se han inscrito para participar en su 52ª edición, nada menos que 157 proceden de Corea de Sur. Pero se han llevado un jarro de agua fría, porque, tras la criba en las fases eliminatorias, las voces eslavas y estadounidenses han copado el palmarés. La triunfadora es la joven soprano ucraniana Olga Kulchynska, de 24 años, que ha obtenido el primer premio, dotado con 25.000 euros.

Los ganadores del concurso que lleva el nombre del legendario tenor catalán Francesc Viñas, figura del canto wagneriano, actuaron ayer en el Liceo y el próximo jueves lo harán en el Teatro Real de Madrid (20h), que acoge por primera vez una gala a cargo de ganadores del certamen fundado en Barcelona en 1963.

 El tenor estadounidense Benjamin Bliss, de 29 años, comparte ex aequo con el bajo bieloruso Anatoli Sivko, de 27, el segundo premio, cuya dotación inicial de 15.000 euros se ha visto aumentada con los 11.000 del tercer galardón: el jurado, presidido por la directora del Liceo, Christina Scheppelmann, lo ha dejado desierto para aumentar así el monto a repartir entre los segundos premios.

Se nota un cambio de tendencia en el Viñas - así se conoce popularmente al veterano concurso. Vuelven con más fuerza las voces rusas y, tras el contingente coreano, la lísta de participación por países sitúa a Rusia en segundo lugar, con 63 concursantes, y a España en el tercero, con 34. Pero una cosa es la cantidad y otra la calidad: ni un solo cantante español consiguió colarse en la prueba final, celebrada el viernes en el Liceo, a la que llegaron 17 voces.

 Ni tan siquiera un cantante español logró llevarse el premio al mejor intérprete de zarzuela: lo ha ganado el tenor estadounidense Andrew Owens, que fue precisamente el encargado de abrir en el Liceo el concierto a cargo de los ganadores, cita tradicional del invierno lírico barcelonés que, un año más, tuvo en el foso a Guerassim Voronkov como director musical, al frente de la orquesta del coliseo barcelonés. En el Teatro Real, asumirá la dirección musical Rubén Gimeno, en un concierto que contará con la actuación especial de la soprano Violeta Urmana.

Otro tenor, Beonjim Kim, de 24 años, es la única voz coreana que ha logrado un premio oficial, el cuarto, dotado con 8.000 euros. La cosecha de esta edición ha sido más abudante en la cuerda tenoril, ya que el quinto galardón (7.000 euros) ha ido a parar a manos del estadounidense Matthew Grills, de 28. La lista de ganadores se cierra con la soprano rusa Galina Averina, de 26 años, se ha llevado el sexto y último premio oficial (6.000 euros).

 A la presencia en el jurado de la soprano búlgara Raina Kabaivanska, el tenor mexicano Francisco Araiza y, todo un veterano en estas lides, el director artístico del Teatro Real, Joan Matabosch, se añade la participación de responsables artísticos de grandes coliseos que colaboran con el Viñas, como la Scala de Milán, el Covent Garden de Londres, la Ópera de París, la Deutsche Oper de Berlín, la Ópera de Amsterdam y la Metropolitan Opera House de Nueva York. La pruebas elimininatorias comenzaron el pasado noviembre en las ciudades citadas, a las que este año se han sumado Los Ángeles y Pekín.

 China es, sin duda, un banco de pruebas exótico para la ópera. Se presentaron más de un centenar de concursantes y, aunque ninguno pasó a las semifinales que tienen lugar en Barcelona, evidencian la creciente pasión por la lírica entre los jóvenes chinos. De hecho, la música clásica y la ópera han ganado millones de adeptos gracias al arrollador éxito del pianista Lang Lang. Pero, según apunta Miquel Lerín, promotor del concurso y bisnieto del tenor Francesc Viñas, el futuro puede deparar muchas sorpresas tambien por el lado ruso, ya que el mítico Teatro Bolshoi de Moscú acogerá pruebas preliminares a partir del año que viene.