Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el presidente de Sogama tras adjudicar un contrato a su bufete

Luis Lamas estaba al frente de la empresa pública desde 2009

Luis Lamas
Luis Lamas

El presidente de la sociedad pública Sogama, Luis Lamas, presentó por sorpresa su dimisión, en la noche de este miércoles, horas después de que PSdeG y AGE reclamasen su cese tras conocerse que participó en la adjudicación de un contrato público a un bufete de abogados del que es socio. “Ha sido un error y los errores en política hay que asumirlos”, explicó el responsable de Sogama en un comunicado para justificar su abandono. Lamas (Lugo, 1971) llevaba al frente de la empresa de la Xunta que gestiona el tratamiento de residuos urbanos desde 2009.

 Esta semana se había conocido que el Centro Tecnológico Alimentario de Lugo (CETAL), del que Lamas era tesorero, había adjudicado el servicio de asesoría jurídica al bufete de abogados Lucus Lex, del que es socio el ahora dimitido. El caso apenas tuvo repercusión mediática. Y el propio Lamas le restó relevancia al destacar que, aunque él es uno de los socios del gabinete jurídico, no estaba ejerciendo en él ninguna labor profesional “porque incumpliría la ley de incompatibilidades”. “Si alguien ve algo extraño, que vaya al juzgado y que presente la oportuna querella”, dijo Lamas el pasado martes.

La oposición atacó este miércoles con el caso. Tanto socialistas como AGE pidieron su dimisión y anunciaron que plantearían el asunto el próximo martes en un pleno extraordinario del Parlamento en el que comparecerá el presidente Feijóo para exponer un plan contra la corrupción. “Espero que Feijóo anuncie medidas contundentes [contra Lamas ]”, señaló el portavoz socialista, José Luis Méndez Romeu.

En un comunicado hecho público sobre las diez de la noche, Lamas admitió que renuncia por el “error” del contrato adjudicado a su bufete y como muestra de “dignidad personal y política”. El ya expresidente de la empresa pública insistió en que solo tiene una participación minoritaria en el bufete y que, debido a su cargo público, se mantenía al margen de su gestión, lo que le impidió “ejercer un seguimiento adecuado” de este asunto. “Lo lamento profundamente”, añadió, tras resaltar que el contrato de Lucus Lex con el organismo público del que es tesorero supondrá al bufete unos ingresos de apenas 7.450 euros anuales durante dos años.

Lamas, que estaba al frente de Sogama desde que Feijóo llegó a la Xunta en 2009, fue durante varios años uno de los cargos púbicos mejor pagados, con sueldos de más de 80.000 euros anuales, superiores a los del propio presidente. El Gobierno gallego corrigió el pasado año esa situación y rebajó su salario a 67.000 euros. Además de sus enfrentamientos con los municipios por la subida del recibo de la basura, Lamas protagonizó otras polémicas como las descalificaciones que dedicaba a sus rivales políticos en su cuenta de Twitter, en la que llegó a afirmar que al líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, “el trabajo le gusta lo justo” y tildó de “miserable” al diputado socialista Juan Carlos González Santín.