Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La torre Deutsche Bank ganará altura para albergar un hotel de lujo

El Ayuntamiento tramita el proyecto que permitirá obtener 5.000 metros cuadrados

La torre Deutsche Bank, en la Diagonal con el paseo de Gràcia, que ganará altura gracias a las permutas de edificabilidad.
La torre Deutsche Bank, en la Diagonal con el paseo de Gràcia, que ganará altura gracias a las permutas de edificabilidad.

Los 17.000 metros cuadrados disponibles de la torre Deutsche Bank no son suficientes para el proyecto hotelero de lujo planteado por los fondos de inversión KKH Capital Group y Perella Weinberg Partners. Tras adquirir el edificio en julio pasado por 90 millones de euros, los nuevos propietarios plantearon al Ayuntamiento de Barcelona la posibilidad de ganar hasta 5.000 metros cuadrados en los que ubicar más habitaciones de cinco estrellas. Y lo harán añadiendo nuevas plantas al edificio, según confirmaron distintas fuentes conocedoras del proyecto. KKH rechazó efectuar declaraciones.

Fuentes del Gobierno de Xavier Trias admitieron ayer que la operación, “de destacado interés para la ciudad”, está sobre la mesa, pero que aún no cuenta con el “consenso político” necesario. El PSC se niega a aprobar el proyecto, por lo que CiU podría depender del apoyo del PP.

La gran duda es cuánto tiene que alzarse la torre para ganar ese máximo de 5.000 metros cuadrados, si bien hay que tener en cuenta que el proyecto comprende dos espacios: la torre, de unos 75 metros de altura, y un bloque anexo, muy inferior. Pero entre las fuentes consultadas hubo quien aseguró que se pretende que la torre se ponga a un nivel similar que el edificio Atlántico, actual sede del Banco Sabadell, que alcanza los 83 metros.

Además del necesario pacto político, conseguir ese aumento de edificabilidad comporta un alambicado proceso, en el que los propietarios del inmueble deben conseguir trasladar la potencial edificabilidad de otros solares situados en otras calles de Barcelona al inmueble que se levanta en el número 109 del paseo de Gràcia. Y antes de hacerlo deben asegurarse la propiedad de esos activos, para lo que ya han empezado a actuar.

Edificio necoclásico de la calle Bailén de Barcelona, incluido en la operación de permuta de edificabilidad con la torre del Deutche Bank
Edificio necoclásico de la calle Bailén de Barcelona, incluido en la operación de permuta de edificabilidad con la torre del Deutche Bank

Según desveló L'Independent de Gràcia, KKH está en negociaciones con la entidad Els Lluïsos de Gràcia para quedarse con esos derechos urbanísticos de un edificio que esta tiene en la calle Verntallat y para el que la asociación no tiene ningún proyecto de construir pisos. Asimismo, según desvelaron otras fuentes, el fondo habría llegado a un principio de acuerdo similar con la Fundación Pere Relats, propietaria de la pastilla situada en el número 70 de la calle Bailén, donde se erige un edificio que evoca a un templo griego encargado por la familia Masriera a finales del siglo XIX.

La construcción de nuevas plantas tendrá que superar otros obstáculos. La regidora de ICV-EUiA Janet Sanz explicó ayer que se opondrán al proyecto, que consideran que va en contra de su idea urbanística de Barcelona. Asimismo consideran que no tiene sentido que se apruebe una modificación cuando está pendiente la elaboración del plan de usos del distrito de Gràcia y suspendida la tramitación de nuevas licencias hoteleras.

Por si acaso, el grupo ecosocialista llevará a la Comisión de Urbanismo del próximo jueves dos puntos para intentar impedir la ampliación del edificio. Además, explicó Sanz, antes de efectuar ninguna modificación se tendría que regularizar la situación del edificio, calificado como un inmueble protegido del distrito. Si fuera así, no podría superar las siete alturas y actualmente tiene 19.

Más información