Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebek prevé un crecimiento del 1,8% de la economía vizcaína para 2015

La patronal recomienda mantener los actuales niveles salariales y la misma jornada anual

Iñaki Garcinuño, presidente de Cebek, en medio del resto de directivos de la patronal vizcaína.
Iñaki Garcinuño, presidente de Cebek, en medio del resto de directivos de la patronal vizcaína.

La economía de Bizkaia ha crecido un 0,9% en 2014, según datos ofrecidos por la Confederación Empresarial de Bizkaia, Cebek. Así, la previsión del crecimiento para 2015 se sitúa en el 1,8%, pese a un entorno "difícil" donde el reto "es la mejora de la competitividad de nuestras empresas".

El presidente de la patronal vizcaína, Iñaki Garcinuño, acompañado por los vicepresidentes Pedro Campo, José Luis López Gil y Asís Canales, además del secretario general, Francisco Javier Azpiazu, ha presentado el informe de Coyuntura económica de Bizkaia que recoge el escenario y previsiones para el año 2015.

Garciuño ha detallado que la economía vizcaína creció un 1% en 2014 y para el presente año, el crecimiento podría situarse en el 1,8%, en la linea con lo previsto por el Gobierno vasco, "siempre que no varíe la situación macroeconómica". "La mejora en Bizkaia, que todavía es escasa -reconoce- se ha producido, sobre todo, en el último semestre del año, lo que supone dejar atrás la recesión".

El máximo responsable de la patronal vizcaína ha situado esta recuperación fundamentalmente gracias al incremento de la demanda interna por la "mejora sustancial" del consumo privado y a la inversión e bienes de equipo "por el restablecimiento de la confianza general".

Los empresarios estiman una creación de 4.000 empleos netos en 2015

A nivel sectorial, la industria, el sector servicios y el comercio han mostrado un "crecimiento progresivo" y "positivo", excepto la construcción "que parece no tener fin en su caída" por el recorte en la Obra Civil y sobre todo Edificación. Pese a este balance, Cebek ha mostrado su preocupación por la caída del peso de la industria vizcaína, del 23% al 18%, por debajo de la media vasca y europea (19,3%).

El presidente de los empresarios vizcaínos Iñaki Garcinuño ha señalado que, a pesar de los registros positivos del mercado de trabajo que comenzó a mejorar a partir del verano, "nuestro territorio no ha sido capaz de crear empleo neto de forma significativa en el conjunto del año 2014".

En el tercer trimestre, Bizkaia aumentó el empleo en un 0,5% hasta situarse en 439.356 puestos de trabajo, especialmente en el sector servicios.

De cara a 2015, si las condiciones de entorno y las expectativas empresariales y los consumidores mejoran, tal y como apuntan las previsiones de crecimiento en el 1,8%, "podría tener reflejo en la creación de unos 4.000 puestos de trabajo", ha augurado.

Cebek considera que para la "verdadera recuperación" de la economía es necesario ganar confianza. "Los nuevos tiempos exigen continuar con las reformas estructurales, potenciar la creación de empelo a través de la reactivación económica el fomento de la actividades empresarial, con un mercado laboral flexible y competitivo, la adopción de medidas de política energética para disponer de energía competitiva para hacer frente al encarecimiento de los costes energéticas, el aumento del tamaño medio de las pymes industriales, que se suman a las alianzas y cooperación empresarial", ha indicado.

Además, abogan por gestionar la fiscalidad y los instrumentos derivados del Concierto Económico "como elementos de política económica para incentivar la inversión y la creación de empleo. La fiscalidad debe proporcionar estabilidad y seguridad jurídica a largo plazo".

El secretario general de Cebek, Francisco Javier Azpiazu, ha aprovechado la convocatoria para dar a conocer una circular enviada hoy a todos los socios, en el que la patronal vizcaína recomienda "negociar y firmar, donde sea posible, convenios colectivos sectoriales adecuados a la realidad y a las necesidades de las empresas y los trabajadores".

En este sentido, aconsejan que "siempre que sea posible y las circunstancias y el entorno lo permitan" se mantengan en 2015 los niveles salariales existentes en aquellos sectores en los que el convenio colectivo ha decaído", así como el mantenimiento de la jornada laboral anual, "favoreciendo la flexibilidad en la gestión del tiempo de trabajo".