Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura mantuvo a Schmidt a pesar de las irregularidades en el patrocinio

La intendente de Les Arts incurrió en incompatibilidad como consejera de la mercantil encargada de buscar patrocinadores, según la Intervención de la Generalitat

Helga Schmidt en 2009 con el entonces consejero de Cultura, Alejandro Font de Mora.
Helga Schmidt en 2009 con el entonces consejero de Cultura, Alejandro Font de Mora.

La Generalitat ha negado este martes que Helga Schmidt cobrara las comisiones que publicaba el diario El Mundo, cifradas en más de medio millón de euros, como consecuencia de su vinculación a la empresa Patrocini de les Arts, SA, que fue creada en 2008 con el fin de buscar y gestionar nuevos patrocinadores para el palacio valenciano de la ópera. Según el informe de la Intervención General de la Generalitat, que está en manos de la Fiscalía, esas cantidades corresponden al periodo 2008-2012.

 La Consejería de Cultura ha reconocido que la Intervención de la Generalitat detectó irregularidades en su informe de 2013, pero ha quitado importancia a los hechos porque pertenecen “al pasado” y porque ha cumplido “todas las indicaciones necesarias para subsanar las irregularidades”. Respecto a Helga Schmidt solo reconoce la incompatibilidad de ambos cargos, el de intendente del Palau de les Arts y miembro del consejo de administración de la empresa gestora.

La sociedad anónima fue constituida por destacados empresarios valencianos. Helga Schmidt y Vicente Garrido, presidente del Consell Jurídic Consultiu de la Generalitat pasaron a ser consejeros de la mercantil. Ambos dejaron de ser consejeros de la sociedad en 2009. Una de las solicitudes o recomendaciones a las que hacía referencia Cultura es la de “proceder a la separación de la dirección artística de la dirección de gestión”, que es el órgano contratador y ordenador de pagos. Es algo que, según informó el consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues en una respuesta al grupo parlamentario Compromís, ya se hizo en diciembre de 2013.

Los partidos de la oposición reaccionaron ante las informaciones pidiendo una comisión de investigación y la destitución de la intendente del Palau. La portavoz adjunta de Esquerra Unida del País Valencià, Esther López Barceló, recordó que lleva meses reclamando a Cultura el informe de la Intervención General, “sin éxito”. “Entendemos que esa opacidad se debe a que las conclusiones del informe, como estamos viendo, son demoledoras”, añadió la diputada. López ha indicado que el contrato de la intendente, firmado en 2005, establecía que no podía tener otro contrato de naturaleza laboral o mercantil salvo que la Fundación se lo permitiera. El contrato se renueva automáticamente cada cuatro años salvo denuncia de alguna de las partes. No obstante, ambas podrán darlo por extinguido en cualquier momento con un preaviso de seis meses.

El secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, exigió a Alberto Fabra que aporte “hasta el último dato” sobre el “despilfarro masivo” y el “robo generalizado” en el palacio de la ópera valenciano. “Existe una responsabilidad política, porque a Helga Schmidt la contrató el PP, la mantiene el PP y avala su manera de actuar”, argumentó Puig, por lo que es “el responsable político” quien debe dimitir. La diputada de Compromís en las Cortes Valencianas Mireia Mollà reclamó al Consell una “reacción contundente e inmediata” sobre la intendente del Palau de Les Arts, Helga Schmidt, lo que implica apartarla “de cualquier tipo de gestión que tenga en los asuntos públicos”. También pidió que se aparte de sus responsabilidades a Vicente Garrido.

Por su parte, Plácido Domingo dijo en Salamanca que “Helga Schmidt tendrá que aclarar esta cuestión”, en referencia a las comisiones.