Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El autobús de sangre de Cruz Roja, fuera de Sol por malos humos

La mayor unidad de donaciones del país se queda sin licencia a la espera un motor 'limpio'

Un hombre dona sangre en la unidad móvil de la Puerta del Sol en 2004. Ampliar foto
Un hombre dona sangre en la unidad móvil de la Puerta del Sol en 2004.

El autobús de donación de sangre que lleva años instalado regularmente en la Puerta del Sol y que ahora gestiona Cruz Roja se quedó sin permiso municipal el viernes y ha desaparecido de la céntrica plaza pese a que, según señala la ONG, su importancia es clave.

Según fuentes locales, es de lejos la principal unidad móvil de España, con 1.300 donantes cada mes. Pero estacionar en Sol día tras día con el motor en marcha contribuye a generar contaminación, por lo que el Ayuntamiento instó a Cruz Roja en mayo a instalar un generador de bajas emisiones o conectarse a un punto de luz. La ONG inició en diciembre los trámites para lo segundo.

Entre tanto, pidió permiso para seguir en la plaza. Fuentes municipales aseguran que una demora administrativa impidió dárselo antes de que concluyera su licencia, el 9 de enero, e insisten en la necesidad de solventar el problema de polución. Los motores diésel son el principal emisor de óxidos de nitrógeno, cuyo límite legal rebasa Madrid y pone en peligro la salud de los ciudadanos.

Tanto Cruz Roja como el Ayuntamiento informan de que la primera reunión por este asunto se celebró en mayo. Entonces, el área de Medio Ambiente indicó a la ONG que tener el motor en marcha todo el día generaba “un problema importante que había que solucionar”. Sin embargo, según fuentes municipales, “pasaron los meses” sin que hiciera nada al respecto. Pese a ello, la Junta de Distrito de Centro renovó el permiso mes a mes por la importante labor social del autobús.

En diciembre también se permitió estacionar a la unidad móvil durante unos días pese a la alta ocupación de la plaza, siguiendo las directrices de la Policía Municipal. El Ayuntamiento volvió a inquirir por el problema de polución, pero no fue hasta enero cuando la ONG inició los trámites con Iberdrola para contratar un punto de luz en la plaza.

En paralelo, solicitó renovar el permiso para seguir allí como en meses anteriores. Fuentes municipales indican que se le hubiera concedido, pero no se hizo por una demora administrativa. Ante la falta de respuesta, la ONG decidió mover el autobús a otra zona.<QF>

El Ayuntamiento ha prometido solventar con la máxima rapidez la cuestión. La Comunidad de Madrid reiteró precisamente ayer que los hospitales necesitan “urgentemente” donaciones de los grupos 0+, 0-, A- y A+ “debido a que se siguen gastando las reservas”. También se necesitará próximamente de los grupos B+ y AB+.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram