Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Fernández: “La pluralidad no cabe en la lista única de Mas”

La CUP no duda que habrá elecciones anticipadas y lanza su candidatura

Un momento del acto en el Casino Aliança del Poble Nou.
Un momento del acto en el Casino Aliança del Poble Nou.

Artur Mas persigue una lista única que no gusta a Esquerra ni tampoco a la CUP. El diputado David Fernández cargó ayer, en el acto de presentación de la hoja de ruta de su formación, contra la propuesta de Mas: "La pluralidad y la riqueza de la sociedad no cabe en ninguna lista única; la complejidad del proceso no cabe en ninguna lista única", aseveró Fernández frente a más de los mil asistentes que se dieron cita en el Casino Aliança. El diputado exigió la convocatoria inmediata de unas elecciones plebiscitarias y constituyentes. "Plebiscitarias para seguir avanzando hacia la independencia y constituyentes porque también existe otra mayoría social que está en favor de un cambio de régimen".

La formación independentista defendió ayer una candidatura de izquierdas formada por personalidades de movimientos sociales, culturales, políticos y sindicales que "asuma la independencia en clave de ruptura constituyente". Bajo el lema Si no es ahora ¿cuándo? Si no nosotros ¿quién?, la Candidatura de Unió Popular (CUP) consiguió llenar el aforo del teatro, trufado de pancartas y lemas anticapitalistas. Pese a que el proceso soberanista está estancado por las diferencias entre CiU y ERC, la CUP, al alza en los sondeos —tiene tres diputados— no duda que se convocarán elecciones anticipadas.

La CUP propone distintos perfiles en la lista de izquierdas: el escritor y periodista, Antonio Baños; los activistas Gabriela Serra y Pau Llonch; el abogado Vidal Aragonés o la actriz Carme Abril. También secundan esta candidatura “rupturista, anticapitalista e independentista” una veintena de entidades sindicales y sociales como el colectivo LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) y sindicales. Al acto de exposición del programa, acudieron como invitados la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals; el líder de la organización Súmate, Eduardo Reyes, y los diputados de Iniciativa y Esquerra Republicana David Companyon y Oriol Amorós, respectivamente.

Los candidatos a esta lista de izquierdas e independentista presentaron su programa electoral en diez puntos, que incluyen la creación de una Constitución catalana y su aprobación mediante referéndum y la creación de nuevas instituciones políticas que permitan la participación y gestión de los ciudadanos. El decálogo defiende también el derecho al aborto libre y gratuito; el rechazo a las estructuras de la OTAN, y del Fondo Monetario Internacional y la negativa a pagar la deuda pública hasta que se hayan cubierto las necesidades sociales.

Bajo el nombre Per la Ruptura, la plataforma de izquierdas persigue forzar una ruptura con el régimen actual y con la Constitución de 1978. "La libertad se consigue con la desobediencia", clamó el escritor y periodista Antonio Baños. El acto estuvo divido en tres bloques y contó con intervenciones musicales y con los discursos de los candidatos. Entre los más aplaudidos el de la activista Gabriela Serra y el abogado Vidal Aragonés, que hizo un llamamiento a CiU y ERC de no apropiarse del proceso.