Mas busca pactar con colectivos soberanistas para acorralar a ERC

El presidente de la Generalitat se muestra “atónito” ante la actitud de Oriol Junqueras

Carme Forcadell, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana.
Carme Forcadell, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana.GIANLUCA BATTISTA

Artur Mas redobló ayer su presión sobre Esquerra para lograr un acuerdo que le permita anticipar las elecciones exhibiendo su complicidad con las entidades soberanistas. El presidente catalán ha mantenido hasta ahora sin éxito cuatro reuniones con Oriol Junqueras y ayer, en un acto en el Palau de la Generalitat, admitió estar "atónito" y "estupefacto" por la resistencia de aquél a pactar. En un intento por desencallar el proceso, Mas insinuó que no le disgusta la propuesta que atribuyó a la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia.

Los portavoces de las entidades plantearon el 27 de diciembre -según Mas-que los dos partidos concurrieran por separado a las elecciones y que la lista del presidente fuera transversal e incluyera a independientes, mientras que la de Esquerra debía ser exclusivamente de partido. Mas reprochó ayer a Junqueras falta de flexibilidad y aseguró que CiU se ha "movido" y presentado varias propuestas.

Más información

En las últimas semanas, el president ha logrado atraer a las principales plataformas soberanistas que ven irrenunciable convocar elecciones para que el proceso no se diluya. Muriel Casals, líder de Òmnium, está dispuesta a avalar la lista de Mas si sirve para desbloquear la situación.

La ANC ha mantenido una posición más ambivalente: primero respaldó la hoja de ruta del presidente, pero luego matizó su postura al rechazar sus bases la adhesión a Mas. Jaume Marfany, vicepresidente de la ANC, admitió que apoyar a una sola candidatura podría traer tensiones en la entidad y aseguró que la decisión la tomarán sus afiliados. En una entrevista en la SER, Marfany avisó de que se movilizarán si no hay elecciones. "No nos vamos a quedar con los brazos cruzados", dijo.

Mas hará balance de legislatura el próximo martes tras la reunión de su Gobierno y explicará cuál es su visión del proceso. Queda en el aire si anunciará ese día el anticipo electoral. "Hay más dificultades ahora que antes de 9-N. Increíble pero cierto", dijo. En cualquier caso, el plazo para alcanzar un pacto expira la semana siguiente que es cuando el Parlament vota en comisión los Presupuestos, la principal arma de Esquerra. Pese a todo, Mas aseguró que su decisión de impulsar el proceso soberanista es irrevocable. Junqueras optó por replicarle, con cierta ironía, a través de las redes sociales: "No ponemos ninguna condición a  los independientes que vayan a alguna lista. Estamos cerca del acuerdo para que el MHP (muy honorable presidente) convoque las elecciones que el país necesita y obtener una mayoría independentista inapelable".

El alcaldable de Barcelona por Esquerra, Alfred Bosch, avanzó la disposición de los republicanos para llegar pronto a un acuerdo. "Estaremos contentos de que haya una lista fuerte que apoye a Mas. No ponemos condiciones y estamos cerca del acuerdo", dijo ayer Bosch en una entrevista a la televisión catalana.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción