Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escuela de hostelería de Baeza cierra instalaciones por los impagos

La Consejería de Educación audita todos los consorcios de formación profesional

Trabajadores de la escuela de hostelería de Baeza protestan el pasado octubre por los impagos. Ampliar foto
Trabajadores de la escuela de hostelería de Baeza protestan el pasado octubre por los impagos.

El hotel, el restaurante y el spa que eran gestionados por la Escuela de Hostelería Hacienda La Laguna, en Baeza (Jaén), han cerrado sus puertas coincidiendo con el final de las Navidades. Su clausura se convierte en un símbolo del declive por el que atraviesan todos los consorcios andaluces de formación profesional especializada, en situación de absoluta parálisis por los impagos de la Junta y la incertidumbre que rodea el trasvase de sus activos al Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE). Una decena de estos centros en Andalucía (todos menos la Escuela La Cónsula de Málaga) permanecen sin actividad desde hace meses.

En la Escuela de Hostelería de Baeza 39 trabajadores llevan sin cobrar sus nóminas desde el pasado abril, mientras que los 200 alumnos matriculados aún no saben cuándo se reiniciarán los cursos, pese al anuncio de la Consejería de Educación de que la nueva oferta académica estaría lista en enero. Aunque acuciado por la deuda de la Junta (que en Baeza es de casi tres millones para toda la escuela de hostelería), el hotel, el restaurante y el spa (donde trabajaban una docena de personas) se han visto obligados a su cierre por la exigencia administrativa de la Junta de clausurar todos los centros antes de asumir la gestión desde el ente público andaluz.

Educación ha supeditado el pago de las subvenciones a los consorcios escuela a que tuvieran sus cuentas auditadas y fiscalizadas. “No entendemos por qué se pone ahora el argumento de la auditoría, pues hemos mandado toda la documentación que nos ha sido requerida”, indicó una representante sindical de la Escuela de Hostelería de Baeza.

La Junta mantiene una deuda con esos centros que ronda los 30 millones. Tan solo han cobrado parte de la deuda las Escuelas de Hostelería de Cádiz e Islantilla (Huelva), la escuela de artesanos de Gelves (Sevilla), el centro de restauración y rehabilitación del Albaicín (Granada), y la escuela de la madera de Encinas Reales (Córdoba). Y siguen a la espera, además del centro de hostelería de Baeza, los de Benalmádena y Mijas (Málaga) y la escuela del mármol de Fines (Almería). Todos aguardan a que la Consejería finalice el trasvase de la gestión al ISE y se publique la oferta académica.

Los recelos por los impagos de la Junta son cada vez mayores en estos centros. En Baeza, además de los 38 trabajadores que no cobran desde abril hay otros 180 proveedores que esperan desde hace meses cobrar sus deudas.