Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi 500.000 hogares veían Canal Sur cuando fallaron las campanadas

Los sindicatos de la televisión pública apoyan a los tres profesionales investigados

Representantes de los trabajadores de la Radio Televisión Andaluza (RTVA) han mostrado su apoyo a los profesionales implicados en la retransmisión frustrada de las campanadas de Nochevieja desde Almería, que dejó sin tomar las uvas a 468.000 hogares, un 18,7% de cuota de pantalla. Los miembros de los dos sindicatos mayoritarios en el comité intercentros (UGT y CC OO) mostraron su apoyo a los tres empleados cuya labor está siendo investigada por el departamento de Recursos Humanos.

Según el informe de audiencia televisiva elaborado por Barlovento Comunicación con datos de Kantar Media, la citada cuota de pantalla y el número de espectadores se midió entre las 24.00 y las 24.01. El programa Feliz 2015, que se emitió desde las 22.35 hasta las 2.29, fue seguido por 313.000 espectadores, con una cuota de pantalla del 14,7%.

La continuidad se había programado para que la publicidad se emitiera en el primer minuto de 2015, pero salió al aire 60 segundos antes. Desde Almería, donde todo el dispositivo funcionó como estaba previsto, se intentó recuperar el directo manualmente, pero volvió a emitirse un segundo anuncio, por lo que solo se escucharon las últimas dos campanadas.

Este error ha costado el puesto al director de Emisiones y Continuidad de Canal Sur Televisión, José Luis Pereñíguez, quien el mismo 1 de enero puso su cargo a disposición de la dirección. Pereñíguez, trabaja en la televisión autonómica desde 1989, donde ha ocupado diversas responsabilidades tanto en el ámbito de programas como de emisiones y continuidad; antes estuvo en TVE en Andalucía.

El representante de UGT en el comité, Fernando Morillo, anunció que los servicios jurídicos sindicales están a disposición de los empleados cuando se formalice el expediente, tras la investigación. Los trabajadores se enfrentan desde una amonestación hasta el despido, pasando por una suspensión temporal de empleo y sueldo, según se considere la falta leve, grave o muy grave. Esta circunstancia es la que intenta determinar la investigación.

Antonio Muñoz Lobatón, delegado sindical de CC OO en RTVA, atribuyó la “incidencia solamente a una serie de errores humanos concatenados, de técnicos especialistas que trabajan con máquinas y programas informáticos con autonomía propia a los que tienen que dominar en una situación límite de estrés”.

Morillo, quien quiso hacer patente las disculpas públicas de los representantes de los trabajadores del ente, criticó que se esté usando un “error común” en todas las televisiones para arremeter contra una empresa pública. El delegado sindical aseguró que las consecuencias del incidente, aunque lamentables, no fueron graves.

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Angel Vázquez, se sumó a esta consideración al criticar a quienes “han querido aprovechar este resbalón para intentar hacer leña del árbol caído”. “El error humano en la retransmisión de las campanadas no puede ser la coartada para cuestionar la existencia de la cadena pública ni para sacar de nuevo a relucir los manidos tópicos sobre los andaluces”, agregó.

Vázquez consideró “impecable y contundente” la respuesta que ha ofrecido Canal Sur Televisión ante el “error humano” en la retransmisión de las campanadas. En la última entrada de su blog personal, titulado Campanada y aprovechados, Vázquez lamentó que la cadena pública se haya convertido “por desgracia” en protagonista del comienzo de 2015, siendo esta “pifia” el centro de los comentarios en los medios de comunicación, en las redes sociales y en las tertulias privadas durante las últimas horas.

“Una circunstancia lógica ante un patinazo de esta envergadura”, ha señalado Vázquez, quien considera que la reacción de la cadena ha sido “diligente”, empezando con la petición de disculpas a los miles de andaluces que no se pudieron comer las tradicionales 12 uvas por la interrupción de la señal desde Almería con dos anuncios publicitarios. En su opinión, Canal Sur Televisión ha ofrecido explicaciones a su audiencia, “los informativos contaron el episodio sin restarle gravedad, con honestidad y profesionalidad”, y al resto de opinión pública con la apertura de una investigación.

Más información