Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Feliz año apasionante

Dos graves problemas, paro y corrupción, y varias incógnitas partidistas aguardan a 2015

El nuevo año comienza con dos gravísimos problemas y algunas incógnitas. Los problemas son evidentes: paro y corrupción. Las incógnitas, el futuro de los dos grandes partidos y del bipartidismo, la concreción (o no) de los buenos augurios electorales de Podemos y cómo afectará a partidos como el PSOE e IU. El insoportable aumento del paro es consecuencia inmediata de las políticas neoliberales suicidas dictadas por Bruselas. Muchos de los parados no percibirán prestación alguna: casi tres millones de españoles (Fundación Primero de Mayo), de los 4,5 millones de desempleados (1,03 en Andalucía). A partir de enero, unos 400.000 recibirán una limosna de 426 euros durante medio año. ¡Qué consuelo!

La corrupción es el segundo tema que más preocupa a los españoles. No es para menos. Todos los partidos se han visto implicados en algún caso, aunque en muy distinta medida. Primero el PP y después el PSOE, son los más infectados por esta gangrena. Importantes casos (Gürtel, Bárcenas, los ERE que ha llegado al Supremo) se juzgarán previsiblemente este año. Cuando finalice 2015, el mapa político será muy distinto del de hoy. Éstas son algunas de las incógnitas que acechan a los principales partidos andaluces.

PSOE. Susana Díaz puede cometer el error de su vida si decide presentarse a las primarias de su partido para ser candidata a la presidencia del país. Necesita ganar antes unas elecciones autonómicas. Su distanciamiento del secretario general Pedro Sánchez puede agrandarse, para regocijo de la prensa derechosa.

PP. Juan Manuel Moreno debe hacerse mayor o dimitir. Su liderazgo es inexistente y si, como es de prever, el PP obtiene un mal resultado en las municipales, los barones locales se rebelarán contra él. Su única esperanza: que la recuperación económica de la que presume Rajoy llegue al bolsillo del ciudadano.

IU. Con el PSOE, es el que corre más peligro de ser víctima del efecto Podemos. Además de provocar una fuerte ruptura interna (Anguita, Cañamero), la formación de Pablo Iglesias ha relegado a IU al cuarto puesto de los partidos andaluces. Por otro lado, veremos cómo escenifican la ruptura del pacto de Gobierno con el PSOE, que llegará en los próximos meses.

Podemos. Estos días eligen a sus dirigentes en un centenar de municipios andaluces. Se preparan para las generales y autonómicas. Las encuestas le auguran un crecimiento inferior al estatal, pero lo sitúan en tercer lugar en unos comicios autonómicos que ganaría el PSOE. La duda es: ¿pactarían con el PSOE si éste los necesita o harían como IU en Extremadura, dejar gobernar al PP?

Nos enfrentamos a un año preocupante por sus problemas y apasionante por la batalla política que se adivina. En todo caso, feliz 2015.

@JRomanOrozco

Más información