Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO-PV reduce de 39 a un máximo de seis los despidos en el ERE

La mayoría de la plantilla de la central sindical aprueba el acuerdo

El pacto prevé una reducción escalonada de salarios del 5% al 10%

El secretario general de CC OO-PV, Paco Molina, de pie a la derecha en una imagen de archivo. Ampliar foto
El secretario general de CC OO-PV, Paco Molina, de pie a la derecha en una imagen de archivo.

Comisiones Obreras del País Valenciano (CC OO-PV) ha reducido de 39 a seis el número de despidos previstos en el expediente de regulación de empleo (ERE) que la central sindical negociaba desde hacía un mes. La "mayoría de la plantilla" ha ratificado el acuerdo, que prevé la "suspensión de empleo o reducción de jornadas" para 129 personas y una reducción de salarios de forma escalonada entre el 5% y el 10%, según ha indicado el sindicato.

La decisión de aplicar el ERE fue tomada por la dirección de CC OO-PV después de que su consejo confederal aprobara una reducción del gasto de 1,25 millones de euros para "equilibrar las cuentas" tras las pérdidas acumuladas desde 2012.

Las suspensiones de empleo o reducción de jornada se realizará por tres años sobre la jornada anual pactada en el convenio colectivo, con unos porcentajes que oscilan entre un 20% y un 30%, según edad y categoría profesional. Quedan excluidos de la medida "los servicios jurídicos y el ganinete técnico por la prioridad que tienen para la actividad sindical".

Las medidas han permitido rebajar a menos de un tercio los despidos previstos, que según Comisiones pueden ser aún menos en función del número de bajas voluntarias incentivadas. En la primera fase, que se cerró el 23 de diciembre, se han acogido a esta vía 14 personas.

Aquellos que salgan con bajas incentivadas podrán entrar en una bolsa de empleo de cuatro años de duración para cubrir "cualquier puesto de trabajo, tanto temporal como indefinido".

CC OO-PV se halla en un proceso profundo de cambio, tanto en el aspecto económico, para compensar la caída de ingresos públicos y de afiliados, como en el de funcionamiento, para elevar el grado de transparencia y de rendición de cuentas.