Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ECONOMÍA

La dirección de Candy Hoover y la plantilla alcanzan un preacuerdo

Los trabajadores dan el visto bueno a un proceso que permita la "reindustrialización" de la planta de Bergara

La dirección de Candy Hoover y el comité de empresa de la planta de Bergara han alcanzado este lunes un preacuerdo para posibilitar "un proceso de reindustrialización" de la fábrica y el acceso a "una digna jubilación" de los trabajadores que se encuentren próximos a ella. Según explica el sindicato LAB en una nota, la asamblea de trabajadores ha mostrado ya su apoyo a este preacuerdo con 122 votos a favor, siete en contra y dos blancos.

El preacuerdo, que "se concretará más adelante", incluye un Expediente de Suspensión de Contratos de cinco meses de duración, "con el objetivo de posibilitar un proceso de reindustrialización"., que estará "impulsado por la Diputación Foral de Gipuzkoa".

La plasmación de este proyecto está supeditado, no obstante, "a la consecución de un acuerdo" entre Candy y la institución foral "para la transmisión de las instalaciones y los terrenos".

En opinión de LAB, se trata de "un buen acuerdo" ya que "descarta la vía judicial que, con la "incertidumbre que genera, haría imposible cualquier intento de reindustrialización". A pesar de ello, el sindicato abertzale ha reiterado que el problema de la planta se debe a que la multinacional "quiere deslocalizar su producción para aumentar sus beneficios". Por este motivo, ha criticado la "reforma laboral" que "posibilita cerrar empresas de manera unilateral, sin control público".

LAB ha criticado además al Gobierno vasco por "manifestar públicamente que no aceptaba el cierre de Candy", pero "no ha asumido ningún compromiso". "Ni siquiera nos ha respondido a la solicitud para que encargara una auditoría para demostrar que Candy ha ganado dinero este año. Esa 'no respuesta' es el compromiso que nos ha demostrado", ha explicado la central abertzale, que se ha mostrado confiada, sin embargo, en que "su actitud sea otra respecto al intento de un proceso de reindustrialización".

LAB ha destacado "la lucha de los trabajadores, y la solidaridad recibida por parte del pueblo de Bergara y la comarca" y ha insistido en que "este preacuerdo" junto a que la posibilidad de "seguir trabajando en Bergara aún esté abierta" se debe "en gran medida gracias a esta implicación".