Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González carga contra la quita de intereses de Montoro

La Comunidad critica la condonación de la deuda contraída por Cataluña en el FLA

No se plantea adherirse al Fondo de Facilidad Financiera ideado para las autonomías más saneadas

Las diferencias irreconciliables entre Ignacio González y Cristóbal Montoro, y por extensión entre la Comunidad y el Gobierno central, ambos del PP, han vuelto a manifestarse, por enésima vez en la legislatura y con toda su crudeza, con la crítica frontal del presidente de Madrid a la quita de intereses que el Estado hará a las autonomías que se han acogido al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), puesto en marcha en 2012 y al que Madrid no se acogió. La medida que impulsa el ministro de Hacienda beneficia especialmente a las regiones que han incumplido de forma sistemática el déficit, como Cataluña (CiU) o la Comunidad Valenciana (PP). Así, la Generalitat reducirá sus gastos financieros en 1.843 millones de euros en 2015, según los cálculos realizados por Hacienda. Valencia sería la siguiente región que más se ahorraría, con una rebaja en el gasto por intereses de 1.170 millones.

Frente a las ventajas que pregona Montoro de acudir al Fondo de Facilidad Financiera, nueva modalidad del FLA para las autonomías más saneadas con un tipo de interés del 0% que permitiría financiar todos los vencimientos de deuda con los bancos, el déficit y la deuda comercial hasta 2017, Madrid cuestiona que le garantice un ahorro de 219 millones. Ni González ni el consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, dieron credibilidad a los pronósticos de Montoro. “Este FLA de facilidades es un camino para ir al FLA de no facilidades. No le vemos como una buena medida”, ha zanjado el presidente madrileño. Es más, la Comunidad no cree que el Estado le aporte un solo euro de ese dinero, y por ello no se plantea acudir al nuevo fondo ideado por Montoro. “No es obligatorio hacerlo”, ha recalcado el Ejecutivo regional.

Otras autonomías gobernadas por el Partido Popular, como Castilla y León o Galicia, también han expresado su malestar a la última política fiscal de Montoro, aunque ninguna lo ha hecho con un lenguaje tan claro y contundente como Madrid. A la pregunta de si se habría acogido al FLA de saber que le condonarían los intereses, González ha argumentado que “la cuestión es por qué el Gobierno [de Mariano Rajoy] perdona el pago de los intereses de la deuda de 2012 a 2014 a las comunidades que de manera sistemática han incumplido frente a las comunidades que sí lo han hecho”.

Cataluña cerró 2013 con un déficit provisional del 1,97%, frente al 1,58% que le marcó Montoro como tope. A su vez, el déficit de Valencia fue del 2,33%, siete décimas por encima del listón que el Estado le designó. Tras la excepcionalidad del déficit asimétrico del ejercicio pasado, al que Madrid se opuso —fue la única autonomía gobernada por el PP en hacerlo, después de que le correspondiera el 1,07%, el mismo porcentaje con que cerró 2012—, el déficit para 2014 es del 1%.

200 euros al mes para alquiler a rentas inferiores a 33.000 euros

La Comunidad destinará 10 millones de euros en 2015 a ayudas al alquiler para familias cuya renta anual no supere los 33.000 euros anuales. La dotación máxima mensual será de 200 euros. “Estimamos que 4.000 familias se beneficiarán”, indicó Ignacio González. El reparto de la ayuda se realizará en función del nivel de renta y del número de hijos, entre otros. La prioridad la tendrán las rentas más bajas, hasta un límite máximo de 3,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

Las ayudas serán incompatibles con otras orientadas al alquiler —por ejemplo, las familias que vivan de alquiler en una vivienda de propiedad pública como las del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima)— y tendrán un límite anual de 2.400 euros. Si por ejemplo el beneficiado pagase un alquiler inferior a 200 euros mensuales, recibirá el importe máximo de la renta que esté abonando cada mes. A falta de que se abra el plazo de solicitud, las ayudas se abonarán posteriormente de manera retroactiva con fecha del 1 de enero.

“El mensaje es negativo, parece que se prima más a quien no cumple que a quien sí lo hace. La estrategia del Ministerio de Hacienda parece que tiene como objetivo ahogar a las comunidades que cumplen”, ha enfatizado González. “Parece que nos quieren llevar al FLA, como a las comunidades rescatadas... No le veo ventajas salvo limitar la autonomía de las regiones. No sé dónde está el beneficio”, ha expresado. El desencuentro entre la Comunidad y el ministro de Hacienda se remonta al verano de 2012, cuando Madrid fue la primera región en pedir un nuevo sistema de financiación, al que reclama 1.300 millones y que debería haber entrado en vigor en 2014. El formato, pese a haber caducado, sigue sin revisar. Las diferencias también se han apreciado en la petición de González de una revisión del IVA cultural, lo que le valió para congraciarse con el sector del cine.

González, que a menos de cinco meses de las elecciones autonómicas sigue a la espera de saber si será el candidato de Génova, considera que la medida “ni es justa ni proporcionada ni equitativa”. “No entiendo por qué hay que tratar distinto cuando todos somos iguales. Es una medida difícil de explicar. Desde mi punto de vista, es inaceptable que se discrimine de esta manera”, ha apostillado.

Por su parte, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, destacó que Madrid pagará mil millones más de intereses por no acogerse a los mecanismos de financiación autonómica, sean el FLA o el nuevo modelo diseñado por Hacienda. “¿Por qué [González] se niega a que nos ahorremos 1.000 millones? ¿Qué tiene que esconder la Comunidad?”, ha planteado Gómez.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >