Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inmovilizados 26.000 kilos de carne para ‘kebab’ sin control sanitario

La carne, retenida en Badalona y Sant Adrià de Besòs, fue elaborada en centroeuropa

Carne para preparación de 'kebab' retenida. Ampliar foto
Carne para preparación de 'kebab' retenida.

La Guardia Civil ha inmovilizado 26.000 kilogramos de carne de kebab en dos empresas de Barcelona que pretendían, saltándose todo tipo de control sanitario, proveer a bares y restaurantes de los preparados de esta comida de origen turco.

Los productos cárnicos interceptados fueron elaborados en países centroeuropeos y la Guardia Civil los detectó en un almacen de Badalona (20.000 kilogramos) y otro de Sant Adrià del Besòs (6.000 kilogramos). En ambos casos no sólo pesó la intención del cuerpo policial de impedir que esa comida saliera al mercado, sino que las inmovilizaciones fueron ratificadas por los inspectores de Sanidad de la Generalitat de Cataluña.

La Guardia Civil ha acusado a los administradores de dos compañías más de delitos contra el derecho de los trabajadores

Por otra parte, en otras inspecciones en el sector alimentario realizadas en una empresa de Montcada i Reixac y otra en La Garriga, ambas en Barcelona, la Guardia Civil acusó a los administradores de las dos empresas de delitos contra el derecho de los trabajadores al detectar personas en esas empresas que se encontraban en situación irregular y carecían de contrato de trabajo.

La operación, gracias a la cual se ha evitado el consumo de estos alimentos, se denomina Opson IV y se trata de una iniciativa conjunta entre Europol e Interpol que pretende desarticular redes de fabricación, distribución y venta de alimentos y bebidas que sean falsos, de baja calidad o se salten las medidas sanitarias obligatorias.

El año pasado la Guardia Civil retiró de la circulación 500 toneladas de alimentos ilegales y 400.000 mil litros de bebidas.

No es la primera ocasión que la carne de kebab es fuente de polémica. A principios de octubre, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) detectó carne de caballo, pollo y pavo en diversos kebabs que supuestamente deberían ser de ternera.

Más información