Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres vecinos de Barcelona que iban a alistarse al Estado Islámico

La Generalitat dice que 20 residentes en Cataluña han querido sumarse al grupo

El consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Ramon Espadaler, informó ayer que tres residentes de la provincia de Barcelona han sido detenidos en Bulgaria cuando trataban de llegar a Siria para alistarse al grupo terrorista Estado Islámico, que combate en ese país y en el vecino Irak. Espadaler añadió que los Mossos d’Esquadra tienen constancia de que, al menos, una veintena de personas que vivían en Cataluña han viajado desde el año 2013 a Oriente Próximo con el mismo objetivo. El consejero no precisó cuántas de estas personas consiguieron su propósito y han conseguido luchar con los yihadistas.

Espadaler aseguró que las detenciones son fruto de la investigación de la policía catalana y la colaboración con el resto de fuerzas policiales internacionales. Los Mossos d’Esquadra detectaron que dos vecinos de Terrassa, de origen marroquí, y otro de Monistrol de Montserrat, de nacionalidad brasileña, intentaron alistarse en el Estado Islámico. La policía catalana puso los hechos en conocimiento del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, que dio la orden de la detención que se efectuó el pasado lunes.

La policía autonómica investigaba a los tres detenidos de 27, 24 y 18 años desde el pasado mes de junio tras detectar que habían iniciado un proceso de radicalización islámica e incluso habían lanzado mensajes a favor de la yihad.

Los jóvenes fueron apresados en Bulgaria, adonde llegaron en coche

Los Mossos d’Esquadra, que alertaron a la Interpol del viaje que habían emprendido los tres jóvenes, realizaron ayer cuatro registros en dos domicilios de Terrassa, uno en Sabadell y otro en Monistrol de Montserrat.

El consejero de Interior catalán no quiso ayer dar más detalles de la investigación, ni de lo que ha sido encontrado en los registros porque el caso se encuentra todavía bajo secreto de sumario ordenado por el Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional. Aun así, aprovechó para defender la “capacidad de los Mossos d’Esquadra para detectar este tipo de procesos de radicalización y realizar el seguimiento, con lo que queda demostrada la preocupación del cuerpo por estos temas y su eficiencia”.

Pese al secreto sumarial, Espadaler explicó que el joven de 18 años es un brasileño convertido al islam, mientras que los otros dos arrestados son de origen marroquí con permiso de residencia en España.

Dos de los radicales son de origen marroquí y el tercero es brasileño

Uno de los marroquíes tenía antecedentes por hurtos y estaba en paro, mientras que los otros dos carecían de antecedentes policiales. El joven brasileño, que llevaba menos tiempo viviendo en Cataluña, había trabajado en la hostelería, mientras que el otro marroquí había hecho cursos de un módulo de formación en carpintería y había estado empleado esporádicamente.

Cuando fueron detenidos por la policía búlgara, los tres hombres llevaban viajando tres días en un turismo desde Cataluña hasta la frontera con Turquía, país por el que pretendían transitar hasta llegar a la frontera con Siria. “No se trata de jóvenes marginales, sino de personas que han tenido su formación y experiencia laboral”, señaló preocupado el consejero.

Los tres detenidos están encarcelados en una prisión de Bulgaria y está previsto que la Audiencia Nacional solicite su extradición en los próximos días.

Más información