Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kutxabank vende por 930 millones la mitad de sus activos inmobiliarios

Ha firmado con el fondo de inversión internacional Lone Star la venta del 100% del Grupo Neinor

La primera gran operación del mandato de Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank, ha sido la venta de la mitad de los activos inmobiliarios del banco vasco en una operación de 930 millones de euros. Según la propia entidad, Kutxabank ha firmado con el fondo de inversión internacional Lone Star la venta del 100% del Grupo Neinor.

Esta operación, conocida como 'Proyecto Lion', permitirá a Kutxabank desprenderse de una actividad que no es propia de una entidad financiera, y que demuestra la apuesta de Lone Star por la recuperación del mercado inmobiliario español.

La operación, en la que Kutxabank ha sido asesorada por N+1 y Lone Star por PWC, supone la mayor transacción de venta de una promotora inmobiliaria desde 2007. Está previsto concluir la transacción el próximo 30 de abril, según ha informado el banco vasco.

El Grupo financiero vasco ha apuntado que las ventajas de esta operación son "evidentes". La venta del 50% de su 'real estate' supone acelerar el plan de negocio del área Inmobiliaria del Banco, ya que una gestión directa de Kutxabank hubiera precisado de al menos tres años para alcanzar unos volúmenes similares de comercialización de activos. Además, la operación permitirá a la entidad realizar una gestión más profesionalizada de los activos inmobiliarios que permanecen en el balance del banco y centrar todos sus esfuerzos en la actividad financiera.

El banco vasco reajustará su oferta inmobiliaris en un nuevo holding

El 'Proyecto Lion' también supondrá para el Grupo Neinor una mejora relevante en el enfoque de su negocio, de la mano de Lone Star. La entrada del grupo inversor supondrá una oportunidad para la dinamización y expansión de sus perspectivas de negocio.

Además, el hecho de que la nueva Neinor vaya a estar gestionada por un inversor con vocación de desarrollar y poner en valor los activos, implicará una generación económica en el entorno mucho más rápida y efectiva que si se hubiera realizado directamente desde Kutxabank. Supondrá, además, una "auténtica oportunidad profesional para el equipo humano de Neinor y, en cierto modo, un retorno a sus orígenes: la actividad promotora", ha destacado Kutxabank.

Desde la fecha de firma del acuerdo hasta su consecución, Kutxabank llevará a cabo una reorganización de la estructura de su negocio inmobiliario, a través de un holding de nueva creación. El Grupo financiero aportará a esta 'Newco' activos procedentes tanto de su propio balance como de sus filiales inmobiliarias Neinor y Neinor Barria para su posterior venta.

Cumplimentará, además, las autorizaciones administrativas necesarias. Lone Star asumirá toda la plantilla empleada en la actualidad en el grupo (Neinor, Inverlur, CajaSur Inmobiliaria y el equipo comercial de Valle Romano), con una clara vocación de crecimiento y expansión del negocio.

Una de las características principales de la operación es que conjuga, de forma simultánea, la venta de un volumen relevante de activos inmobiliarios, con la suscripción a favor de la nueva sociedad de un contrato de 'servicing' o de prestación de servicios para que la nueva Neinor siga gestionando los activos inmobiliarios que se mantienen en el balance de la entidad.

Tras el desarrollo de un proceso de negociación iniciado durante el primer trimestre de 2014, en el que se estudiaron fundamentalmente cuatro ofertas, Kutxabank se ha decantado por el fondo de inversión internacional Lone Star. El Grupo financiero vasco buscaba un candidato con capacidad financiera relevante, con experiencia en el sector inmobiliario y en la promoción residencial, cuya exposición en España no tuviese relación con una entidad competidora y que, además, entendiese el carácter empresarial de la operación.

Kutxabank ha valorado de una forma "muy positiva", su experiencia previa en operaciones similares de creación de valor en el negocio promotor y su fortaleza a la hora de afrontar diferentes crisis inmobiliarias en distintos mercados en el pasado, como en Alemania, Irlanda, Francia o EE UU.

Lone Star, firma de gran prestigio en el ámbito internacional, que se fundó en 1995 por diversos fondos de capital riesgo, con el fin de invertir de forma global en los sectores inmobiliario, financiero y operacional, con el objetivo de potenciar su desarrollo. Desde su fundación, ha formalizado más de 390 inversiones en más de 1.100 transacciones con un precio agregado total de más de 110 billones de dólares (88,3 billones de euros).