Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disturbios en Gràcia tras una protesta a favor de los anarquistas

Los Mossos cargan contra algunos manifestantes que rompieron escaparates y cajeros

La manifestación de más de un millar de personas este martes en el barrio barcelonés de Gràcia ha degenerado en enfrentamientos con los Mossos d'Esquadra después de que la policía autonómica no les haya permitido llegar a la Delegación del Gobierno, en la calle Roger de Llúria. Hacia las nueve y media de la noche, en la calle de Córcega, cerca de la sede de Convergència i Unió, cuando la policía les cortó el paso, algunos manifestantes empezaron a reventar vidrios de varias oficinas bancarias y los de una inmobiliaria de lujo, incendiaron contenedores y lanzaron objetos contra la policía, que dispersó los violentos por las calles de Gràcia, por encima de Córcega. Un helicóptero de la policía sobrevolaba la zona.

Los congregados pedían la libertad de las once personas detenidas esta mañana por pertenecer presuntamente a una organización "terrorista anarquista" a la cual se atribuyen varios atentados con artefactos explosivos, según ha informado la policía autonómica. La actuación, bautizada como Pandora, se ejecutó por orden de Javier Gómez Bermúdez, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional. En la operación fueron detenidas siete mujeres y cuatro hombres de edades comprendidas entre 31 y 36 años y de nacionalidad española, uruguaya, italiana y austriaca.

Bajo el lema "Si tocan a una nos tocan a todas. Libertad detenidas anarquistas", la manifestación arrancó a las 19 horas en la plaza del Diamant, en el corazón de Gràcia, y subió por Gran de Gràcia, cortó el tráfico en la Travessera de Dalt y, cuando parecía que subiría todavía más, posiblemente hacia la casa okupada llamada Kasa de la Muntanya situada en el número 33 de la avenida del Santuari de Sant Josep de la Muntanya, la marcha bajó por la calle Torrent de las Flors hacia la Delegación de Gobierno. Los mossos los esperaban en la calle anterior, Bruc, por lo cual los manifestantes subieron de nuevo por la calle Girona. A la altura de la calle de Córcega se produjeron los primeros incidentes, cuando algunos manifestantes reventaron los vidrios de dos oficinas bancarias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información