justicia

La acusación de Iñaki González acude ahora a él como testigo

Los dueños de Talleres La Casilla desean dar validez a las polémicas facturas que al ser consideradas falsas condenador al asesor fiscal

Iñaki González, en una declaración ante la Audiencia Provincial de Bizkaia.
Iñaki González, en una declaración ante la Audiencia Provincial de Bizkaia.fernando domingo-aldama

Los propietarios de Talleres La Casilla y quien fuera su asesor fiscal Iñaki González —condenado a cuatro años y nueve meses por el ejercicio de esta función— volverán a encontrarse en una vista judicial, aunque en posiciones bien diferentes. El Juzgado de lo Penal Número 6 de Bilbao ha citado para los próximos días 22 y 23 de enero a Iñaki González curiosamente en calidad de testigo propuesto por la defensa de los hermanos José Luis y Alejandro Diaux, socios y administradores de Talleres La Casilla en la causa que se sigue contra ambos por la comisión de dos delitos contra Hacienda.

Este procedimiento, abierto en 2003 y que fue paralizado en 2007 por la querella criminal que los hermanos Diaux interpusieron contra González, trata de sustanciar las responsabilidades de los empresarios por no haber ingresado en concepto de IVA cantidades que superaban los 300.000 euros en los ejercicios 2000 y 2001.

La reanudación de este procedimiento planteará una insólita situación ya que la defensa tratará de dar validez como argumento determinante en favor de los acusados a las mismas facturas que en su momento condenaron al propio González por entender la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Bizkaia que eran falsas.

De momento, en el Colegio de Abogados de Bizkaia se ha conocido apenas un mes antes de la vista que José Ignacio Gomara, abogado hasta ahora de Talleres La Casilla —firma abocada a la quiebra, aunque sus dueños mantienen diferentes actividades empresariales— ha renunciado y será sustituido por el actual decano, Carlos Fuentenebro.

Las facturas han sido reconocidas desde el principio en la instrucción

La consideración de que las facturas presentadas por la asesoría de Iñaki González son validas jugarían en esta ocasión una baza favorable a la defensa porque serían consideradas como deducidas ya que en caso contrario acarrearían una mayor deuda en la tributación pendiente del IVA y un delito superior. Sin embargo, en la querella criminal contra este asesor fiscal Talleres La Casilla esgrimió el argumento contrario y, en cambio, fue atendido hasta el punto que resultó determinante para su condena. En esta causa, las facturas han sido reconocidas desde el principio en la instrucción. De hecho, fueron admitidas como legales en las dos primeras sentencias favorables a González por medio de sendos sobreseimientos en 2007 y 2011, previas a la querella. González, tras su actual sentencia, espera la fecha de su ingreso en prisión para cumplir la condena.

A su vez, los hermanos Diaux ya fueron condenados en su día a dos años de prisión por impagos a la Hacienda vizcaína y en los ejercicios de 1995 y 1996 recibieron también una multa de 200 millones de pesetas durante otra inspección tributaria.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción