Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias quiere suavizar las restricciones a los hoteles de las Ramblas

El plan de usos especial de la “zona Rambla” se debatirá en la comisión de Urbanismo

El gobierno municipal se echa atrás, parcialmente, en su intención de prohibir negocios hoteleros, de restauración, de prostitución o de juego ubicados en edificios de las Ramblas. Según consta en el informe de resolución de enmiendas al plan de usos especial de la “zona Rambla”, que esta tarde debe votarse en la comisión de Hábitat Urbano del Consistorio, el Gobierno de Trias retira el punto en que fijaba la extinción en un plazo de seis años de las licencias de hoteles, pensiones y hoteles apartamentos ubicados en bloques en los que ya se realizan otras actividades, excluyendo las ubicadas en la planta baja.

Después de estudiar 24 alegaciones contra el plan de usos, el Ayuntamiento valora, “especialmente, la consideración generalizada y repetida de que se trata de actividades que no generan molestias de entidad que provoquen o puedan provocar ni alarma social ni daño a ningún bien de interés social”.

Con el apoyo del PSC, a finales del mes de julio el gobierno municipal aprobó inicialmente el plan de usos especial para las Ramblas, una zona en la que hay más de 40 hoteles. El texto, que regula algunas actividades económicas como bares, restaurantes o locales hosteleros, está diseñado especialmente para la zona de las Ramblas y es más estricto que el del resto del distrito, Ciutat Vella.