Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los catalanistas del PSC debaten “hacia dónde va Cataluña”

Raimon Obiols asegura que "no existe el botón mágico que garantice que la independencia no tendría consecuencias negativas"

De izquierda a derecha, Coca, Bricall, Bonet, Vintró y Obiols.
De izquierda a derecha, Coca, Bricall, Bonet, Vintró y Obiols.

El sector catalanista del PSC que continúa en el partido ha convocado este martes un debate abierto sobre el futuro político de Cataluña tras la consulta soberanista del 9 de noviembre. Bajo el enunciado de "Mañana ¿Cataluña, hacia dónde?", el acto ha congregado a más de 150 personas en el auditorio de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Entre ellos, el expresidente de la Generalitat, José Montilla; el exministro Joan Majó; el expresidente del PSC Isidre Moles; la secretaria de organización del partido, Assumpta Escarp, o el cantante Joan Manuel Serrat.

Moderados por la exdiputada del Parlament Laia Bonet, las intervenciones han analizado la encrucijada política en la que se encuentra Cataluña, desde visiones políticas distintas. Eulàlia Vintró, exteniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona por Iniciativa, ha denunciado la "preocupación por la perversión del lenguaje" por parte del nacionalismo catalán. "Nos están llevando a una situación complicada, porque si queremos dialogar es difícil hacerlo cuando se tienen diferentes ideas de los conceptos", ha añadido. En este sentido, ha recordado la evolución de la expresión "derecho a decidir", hasta acabar equiparándolo con el de independencia.

Raimon Obiols, exprimer secretario del PSC, ha iniciado su intervención con una frase de apariencia provocativa: "siempre ha existido una clara mayoría independentista en Cataluña". Después se ha explicado y ha recordado que esa idea ya la formuló hace casi dos décadas. "Existe esa mayoría si se garantizara a la gente que la independencia no tendría consecuencias para Cataluña ni para España y que no comportaría contrapartidas negativas", ha dicho. "Es como pensar que se lograría apretando un botón, pero el problema es que el botón no existe", ha remachado Obiols, quien opina que "no se ha producido un aumento del independentismo, sino un abandono del pragmatismo".

"Saben que el botón no existe, pero no lo dicen", ha añadido, Josep Maria Bricall, exrector de la Universidad de Barcelona y exconsejero de Gobernación con Josep Tarradellas. Bricall se ha mostrado muy crítico con el proyecto del independentismo y con el Gobierno de CiU. "Es como si porque estuvieras en la parada, el autobús fuera a pasar", ha dicho. Después ha recordado que las competencias que prevé el Estatuto vigente no se han ejercido porque de lo que se trata, además, es de "no estar gobernados por gente incompetente".

El escritor Jordi Coca, por su parte, ha recordado que es independentista desde hace mucho, y se ha desmarcado claramente de los posicionamientos de Artur Mas. "No podemos construir un país de listas únicas", y ha mostrado su preocupación por el "miedo a la diferencia" que muestran algunos. "Soy independentista, me dan miedo el uso de las banderas y que no sirvan para no abordar los problemas de los ciudadanos", ha remachado.

Tras la marcha del PSC de las diputadas Marina Geli y Núria Ventura, además de diversos exconsejeros de la Generalitat, el sector catalanista del PSC ha quedado diezmado. Ahora se agrupa en la denominación Fòrum Cívic-Nou Cicle, y se propone "mirar de contribuir a formular un discurso de izquierdas mayoritario" con personas de diversas sensibilidades, asegura Dani Font.