Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas: el Estado es “responsable” de “lo que pasa en Cataluña”

Mas admite que el conflicto puede causar “inquietud” entre inversores internacionales

Artur Mas durante la XIX Trobada d'Economia de S'Agaró. Ampliar foto
Artur Mas durante la XIX Trobada d'Economia de S'Agaró.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido hoy al “Estado” que “aborde” el malestar en Cataluña al considerar que es “directamente responsable” de “lo que está pasando” en la comunidad. En un encuentro con empresarios catalanes, Mas ha criticado que el Gobierno central “no arriesgue” y ponga una propuesta encima de la mesa sobre la que pueda pronunciarse la sociedad catalana o bien se decida por una salida “a la británica”, es decir, que convoque una consulta.

Mas ha admitido, no obstante, que ni los inversores ni la comunidad internacional contemplan el conflicto con agrado. El presidente catalán ha reconocido que, por un lado, “un conflicto abierto” puede “en un cierto momento causar inquietud en los ámbitos internacionales”. Por otro lado, ha recordado que el “proyecto” soberanista “no se recibe con los brazos abiertos a nivel internacional” porque es un “problema añadido”. “Si queremos avanzar, nos lo tenemos que ganar”, ha remachado.

El presidente catalán ha abierto esta noche el XIX Encuentro de Economía de S’Agaró, organizado por la Fundación Olof Palme y la Cámara de Comercio de Barcelona. Ante un auditorio compuesto sobre todo por empresarios y directivos, el presidente de la Generalitat ha pronunciado un discurso económico. Mas ha sacado pecho al afirmar que el crecimiento económico es “algo más intenso” en Cataluña frente al conjunto de España (del 1,8% frente al 1,6%, respectivamente) y ha recordado que “en las cosas básicas” la comunidad supone el 25%, por ejemplo, en las exportaciones o el turismo. Mas ha sido sorprendido por la llegada del ministro de Economía, Luis de Guindos, que ha entrado a la sala antes de que este terminara su discurso y le ha estrechado la mano. “Bienvenido”, le ha correspondido Mas. El ministro se ha quedado en la sala a escuchar la intervención del presidente.

De Guindos: "Hay negociar con lealtad"

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, se mostró abierto a abrir negociaciones con el Gobierno de la Generalitat, aunque matizó que estas siempre deben darse “desde la lealtad”. En una cena celebrada anteayer con empresarios en el marco del XIX Encuentro de Economía de S’Agaró, Guindos afirmó que hasta ahora “los mercados de capitales no han castigado” a España por “el problema catalán”. “Los mercados son racionales y consideran que el escenario razonable es que Cataluña siga formando parte de España”, atajó. Aun así, tras exponer sus expectativas de crecimiento para España, el ministro advirtió de que ahora “los riesgos” para la economía “son políticos”. Guindos llegó al encuentro justo cuando el presidente de la Generalitat, Artur Mas, terminaba su intervención en el foro económico. El titular de Economía se dirigió a estrechar la mano de Mas, quien le correspondió y le dijo: “Señor ministro, bienvenido”.

El presidente de la Generalitat ha acusado al Gobierno centrar de “vaciar” de contenido las comunidades autónomas hasta convertirlas en “entidades de gestión administrativa vacías de capacidad política”. Una de las vías para hacerlo, ha afirmado, es la política de reducción de gasto del Gobierno central. Mas ha recordado que las comunidades representan un tercio del gasto público español y cargan con la mayor parte del esfuerzo para reducir el déficit público del Estado. Según Mas, la Generalitat realiza un gasto del 6% y ha realizado un ajuste del 16%. “Hemos hecho los deberes, pero las políticas públicas están en riesgo”, ha advertido. Mas ha anunciado, en este sentido, que Cataluña “no podrá cumplir con el déficit asignado”.

Mas ha recogido el guante de la presidenta de la fundación y exdiputada Anna Balletbò, que ha pedido que CiU y PSC vuelvan a ser “factores de estabilidad en Cataluña y España”, y ha asegurado que su federación ha sido “maestra” en “ayudar” con los “grandes temas de interés del Estado”. “Nadie nos puede decir lo que significa ayudar a la estabilidad”, ha asegurado Mas, quien ha recordado que en 2010, cuando estaba en la oposición, apoyó al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ante el peligro de rescate de España. Mas ha lamentado que, poco después, el Constitucional dictó la sentencia que recortó el Estatuto de 2006. “Si seguimos haciendo lo mismo que siempre, pasará lo mismo que siempre”, ha concluido Mas.

Balletbò, ha advertido de que Cataluña vive una “ola creciente de movilización ciudadana y presencia casi monotemática en los medios de comunicación” del debate soberanista, el “derecho a decidir”, la “independencia” y las “campañas electorales”. “A la vista del acto celebrado en el Fòrum [en el que Mas presentó su hoja de ruta ante cerca de 3.000 personas] el pasado martes 25” amenaza con continuar “como mínimo 18 o 20 meses más”.

En su intervención Balletbò se ha quejado de que haya campañas de boicot contra el cava “desde dentro de Cataluña” por expresar otras opiniones, en referencia a los comentarios que ayer se prodigaban en Twitter por el anuncio de Freixenet en el que el cantante David Bisbal y la actriz María Valverden brindan por “cien años juntos”. Ante la confrontación entre los ejecutivos central y catalán, la exdiputada, que se ha confesado “admirada” por la “capacidad de ave fénix” de Mas, ha pedido al presidente de la Generalitat que “entre la rigidez y la astucia” escoja la vía del pacto. “A medida de que nos acercamos a finales de 2015 y se acercan las elecciones generales, el pacto es cada vez más posible”, ha sostenido. Dentro de ese acuerdo, Balletbò ha considerado que se deberán “devolver a Cataluña los poderes anulados por el Constitucional”, regresar al “espíritu de 1978” y perdonar la deuda de las comunidades.