Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC esgrime la corrupción de CiU como obstáculo para la lista de Mas

La ANC presiona a Oriol Junqueras para que acepte la lista única independentista

ERC esgrime la corrupción de CiU como obstáculo para la lista de Mas

Los escándalos de corrupción de Convergència i Unió, que el Parlamento catalán investigará en el marco de la comisión sobre el caso Pujol, aumentaron ayer las distancias entre Convergència y Esquerra Republicana, justo cuando ambas formaciones deben comenzar a negociar una posible candidatura conjunta para las elecciones catalanas. ERC se alió en el Parlamento con Iniciativa, la CUP y Ciutadans para acusar a Convergència y también al PSC de quererse “tapar las vergüenzas” al vetar hasta 22 comparecencias de personas vinculadas al partido de Artur Mas o a los socialistas.

ERC advirtió al presidente catalán de que no tolerará este tipo de prácticas. “Estamos inmersos en un camino muy interesante para ir a un nuevo estadio [la independencia] pero el país que queremos tiene que estar limpio de cualquier práctica de corrupción política”, dijo el portavoz republicano Oriol Amorós. Entre las comparecencias que piden los cuatro partidos y que CiU y PSC vetaron en bloque la semana pasada hay exconsejeros y ex altos cargos de los gobiernos de Jordi Pujol y empresarios vinculados a los nacionalistas. Mas cargó duramente contra la decisión de los partidos, que calificó de “hipocresía absoluta”.

La corrupción es uno de los elementos que más dificulta la consecución de la lista unitaria que pide Mas para afrontar con garantías el proceso soberanista. Dirigentes de ERC admiten que las bases del partido son extremadamente críticas a formalizar pactos preelectorales con CiU, especialmente desde que estalló el caso Pujol.

El líder de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran Lleida, tampoco ve con buenos ojos la alianza independentista que propugna Mas y ayer adelantó que la lista única “difícilmente podrá ser”. El democristiano, que ha dejado parte de sus responsabilidades en CiU coincidiendo con el avance del plan soberanista, se ha dado de alta como abogado en ejercicio, según informó ayer Ara. Un portavoz de la federación declinó ayer informar si esto puede implicar la retirada definitiva del líder democristiano.

Mientras tanto, Mas sigue haciendo presión para que ERC acepte formar una candidatura independentista que tenga por objetivo ganar por mayoría absoluta las elecciones catalanas. Eso sí, ante las reticencias de los republicanos, ayer admitió que el plan puede reformularse. En este sentido, admitió que puede hablarse de presentarse con listas separadas con una propuesta común sobre la independencia, pero en su opinión esto solo tendría sentido si la cuestión nacional fuera el único punto del programa.

El líder del Ejecutivo catalán señaló que, aunque espera que expertos y personalidades de la sociedad civil tengan un papel importante en la lista “se tiene que hacer un esquema que también se entienda en el mundo”. Por ello defendió la continuidad de las “caras visibles de este proceso”, que espera que estén en la candidatura.

El presidente catalán también dejó abierto el calendario de los comicios en función de los acuerdos que pueda alcanzar y dijo que las elecciones serán “probablemente” en marzo o ya después de las municipales de mayo.

El plan del presidente recibirá hoy el aval, aunque con matices, de la Asamblea Nacional Catalana. La entidad independentista hará un llamamiento a la unidad de las fuerzas soberanistas, a poder ser en una lista conjunta, aunque tampoco rechaza el plan de ERC, basado en buscar la unidad política después de los comicios.

Más información