Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas pide multar a los medios que no difundieron cuñas gratuitas el 9-N

La Generalitat dice la ley obliga a emitir publicidad institucional si es de interés público

La Generalitat ha solicitado al Consell del Audiovisual de Catalunya (CAC) que valore la incoación de un expediente sancionador contra los medios que se negaron a insertar publicidad institucional gratuita de “interés público” sobre la consulta alternativa del 9-N. Josep Martí, secretario de comunicación del Gobierno catalán, remitió el 17 de noviembre una carta a Roger Loppacher, presidente del CAC, para que sopese la imposición de las sanciones de acuerdo con la Ley de la Comunicación Audiovisual de Cataluña.

La norma, aprobada en 2005, contempla en su artículo 82 que los medios de comunicación audiovisual están obligados a difundir gratuitamente los comunicados y declaraciones que el Gobierno del Estado y de la Generalitat estimen convenientes por, dice la ley, causas justificadas de interés público. Martí sostiene que el proceso participativo estaba amparado en la legislación catalana y que los anuncios que pidieron insertar en la programación correspondían a una campaña “meramente informativa” que justificaría la difusión generalizada de los anuncios.

El Tribunal Constitucional, a instancias del Gobierno central, suspendió la consulta alternativa el 4 de noviembre. Varios de los medios se negaron a incluir esa publicidad al alegar que el 9-N no estaba amparado legalmente. Según el artículo 133 de la ley del Audiovisual, la no difusión de las comunicación de interés público son constitutivas de una infracción grave que estarían sancionadas con una multa que puede oscilar entre 12.001 y los 90.000 euros.

Los medios afectados son, entre otros, La SER, Onda Cero y la COPE. Un portavoz de La SER argumentó en su día que habían decidido no incluir las cuñas institucionales porque, según sus servicios jurídicos, no existía una cobertura legal para hacerlo. Tras enviar las cartas a las emisoras pidiendo la inclusión de los anuncios sobre el 9-N, Josep Martí admitió en declaraciones a este diario que era la primera vez que recurría a un mecanismo de ese tipo y señaló que la campaña era de “interés público” y “no política”. Por contra, algunas de las emisoras cuestionaban que las cuñas tratarán de una cuestión de esa naturaleza cuando la consulta no había sido ni convocada formalmente.