Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sindicatos

Confebask acusa a ELA de querer “boicotear” el diálogo social

El sindicato acusa a la patronal de buscar su "ilegalización"

La patronal vasca Confebask ha negado este miércoles de nuevo que haya pedido la ilegalización de los sindicatos ELA y LAB y ha acusado al sindicato mayoritario de usar "descalificaciones para boicotear la apertura de la mesa de diálogo social", prevista para la semana que viene y a la que ambos han confirmado que no irán.

La polémica surgió por las alegaciones presentadas por Confebask al decreto sobre depósito de estatutos de las organizaciones sindicales y empresariales, elaborado por el Gobierno central. ELA y LAB han tenido acceso a un documento supuestamente elaborado por Confebask en el que propone que se pueda dar de "baja" a estos dos sindicatos del registro de organizaciones sindicales en el caso de que persistan con sus actividades fuera del ámbito laboral.

Ante este supuesto documento, ELA envió el martes cartas al lehendakari, Iñigo Urkullu, y al presidente del PNV, Andoni Ortuzar, en las que les solicitaba la celebración de dos reuniones urgentes para debatir sobre el "golpismo" de la patronal vasca.

Confebask ha insistido este miércoles en negar que haya pedido la ilegalización de los sindicatos, afirmando "tajantemente" que ese documento mostrado por los sindicatos "no se corresponde con la comunicación oficial enviada por Confebask a la CEOE, en la que ni siquiera se nombra a ELA o a LAB".

Para la patronal vasca, "si alguna organización tiene derecho a demandar que cesen los ataques, descalificaciones, asalto a sus sedes y carteles con los nombres de sus dirigentes llamándoles ladrones y asesinos solo por cumplir con su labor, cuestionándose incluso sin pruebas ni razón alguna nuestra representatividad, honorabilidad y aportación constructiva a este país, esa es Confebask".

La patronal ha llamado la atención sobre el hecho de que sean precisamente las organizaciones —en relación a ELA y LAB— que están realizando una nula contribución a la superación de los problemas, las que tensan continuamente las relaciones laborales vascas y las que se autoexcluyen de cualquier atisbo de negociación y acuerdo".

Ahora, ha agregado la patronal, "utilizando como excusa cuestiones al margen, incluso inventadas, son también quienes exigen al Gobierno Vasco la no apertura de un proceso de diálogo social en el que no se quiere participar, pero en el que tampoco se permite que lo hagan los demás".

La patronal ha concluido su respuesta opinando que lo que Euskadi, sus empresas y sus trabajadores necesitan y demandan es "diálogo, negociación y acuerdo, todo eso en lo que a Confebask, a diferencia de otros, siempre se la encuentra, desde el máximo respeto a la fundamental labor que siempre hemos creído ejercen los sindicatos".