Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho presos de la cárcel de Huelva, aislados tras protagonizar un motín

Tres vigilantes tuvieron que ser atendidos en la enfermería del centro

Dos reclusos de la cárcel de Huelva, Rafael G.C. y Fernando S.R., han sido aislados tras registrarse el martes por la mañana un motín en el que resultaron heridos tres funcionarios del centro, entre ellos un jefe de servicio, según ha denunciado el sindicato de prisiones Acaip. A esos dos presos se les considera los instigadores del altercado, pero junto a ellos también han sido aislados otros seis internos más que participaron en los hechos.

El incidente, calificado como “extrema gravedad” por el sindicato (organización mayoritaria en Instituciones Penitenciarias y también en el centro de Huelva), ocurrió durante el reparto del desayuno en el módulo tres. Esos dos reclusos incitaron al resto de presos del módulo a rebelarse y atacar a los funcionarios que fueron golpeados con puñetazos en la cara y patadas. Los tres vigilantes, uno de ellos sufrió la fractura en un dedo, tuvieron que ser atendidos en la enfermería del centro.

Acaip ha trasladado su malestar al director de la cárcel, Alejandro Zulueta, a quien acusan de “provocar un ambiente de desmotivación”. Por ello, han solicitado la intervención de Instituciones Penitenciarias. El sindicato, que denuncia la concentración de internos de perfiles de “extrema peligrosidad”, explica que “los internos instigadores de los incidentes tienen antecedentes de primer grado, con un elevado número de partes y una manifiesta inadaptación al régimen de vida ordinaria y cumplen condena por delitos contra las personas y/o la propiedad”. Acaip añade que se trata de reos con un “perfil de internos con graves problemas de adiciones a sustancias psicotrópicas lo que contribuye a desinhibir y dar rienda suelta a conductas de extrema violencia”.

El director de la prisión ha precisado que el centro funciona ya con “absoluta normalidad” y recuerda que en la cárcel hay 1.350 internos. También ha especificado que en los módulos más conflictivos “pueden surgir situaciones de violencia” pero igualmente ha recordado que es un hecho aislado y que la cárcel tiene los recursos suficientes para atajar estos sucesos.

Más información