Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CVC alerta ante la pérdida del patrimonio de las cajas

Consuelo Ciscar afirma sobre la polémica de la sala de Miquel Navarro en el IVAM que "sin artistas no habría museos"

El Consell Valencià de Cultura (CVC) no ha podido recabar el estado del patrimonio mueble e inmueble de las fundaciones de las antiguas Bancaixa (ahora Bankia) y Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM, hoy Banco de Sabadell) y del Banco de Valencia (adquirido por La Caixa). Y no lo ha hecho porque o bien sus responsables han evitado informar con detalle o bien porque no han comparecido ante el órgano consultivo en materia cultural de la Generalitat.

Hay mucha opacidad y falta de información, tanta como importante es el patrimonio de las fundaciones, se dijo este lunes en el pleno del CVC, que aprobó finalmente un texto en el que insta a la Generalitat a que vele y garantice la integridad de dicho patrimonio.

El informe alerta de que la “crisis de las históricas instituciones financieras de la Comunitat Valenciana ha puesto en grave peligro el futuro de notables centros culturales y de investigación, así como numerosos proyectos de acción social”. El informe sí recoge la información aportada sólo por José Manuel Aragonés, de la Fundación Caja Castellón, y de Rafael Alcón, presidente de la Fundación Bancaja. Alcón aseguró que el patrimonio sí está perfectamente inventariado.

Además, el CVC solicitará la comparecencia del director del IVAM, José Miguel García Cortés, para explicar su programación. La consejera y exdirectora del IVAM, Consuelo Ciscar, manifestó a los medios que sentía “mucha lástima” en referencia a la polémica sala permanente que ella decidió dedicar a Miquel Navarro y que Cortés quiere suprimir. “Sin artistas no habría museos ni obra”, añadió.