Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La etarra Gisasola, libre al sumar la condena cumplida en Francia

Su pareja Urrusolo Sistiaga, ya con permiso, le acompañó

Carmen Gisasola, en el asiento delantero del automóvil, abandona este lunes la cárcel de Zaballa.
Carmen Gisasola, en el asiento delantero del automóvil, abandona este lunes la cárcel de Zaballa.

La ex dirigente de ETA Carmen Gisasola (Markina, Bizkaia, 1959) salió eset lunes por la tarde en libertad de la prisión de Zaballa (Álava) en un coche donde también viajaba su pareja, José Luis Urrusolo Sistiaga, que ha vuelto a disfrutar de un permiso penitenciario tras la sanción sufrida por ofrecer el pasado 13 de julio una entrevista a la cadena Ser.

Gisasola, acogida igual que Urrusolo a la vía Nanclares tras haber repudiado a la banda terrorista ETA y de la que fueron expulsados a partir de sus críticas al asesinato del concejal del PP de Ermua (Bizkaia) Miguel Ángel Blanco, ha cumplido 24 años de condena y disfrutaba de un régimen de tercer grado. Para su puesta en libertad, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha admitido, en aplicación de la doctrina Parot del Tribunal de Estrasburgo el cómputo de la pena de 10 años impuesta en Francia, donde fue detenida en 1990.

Gisasola, miembro entre 1982 y 1989 de los comandos Gorrotxategi y Vizcaya y de los liberados, fue autora de cuatro asesinatos. Durante su estancia en la cárcel se separó de su primer marido tras conocer a Urrusolo Sistiaga, con quien mantiene una relación desde hace 15 años. Ambos firmaron en el verano de 1997, junto a José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, el manifiesto Nos ilusiona Irlanda, donde descalificaban el terrorismo de ETA tras el asesinato de Blanco.

Gisasola y Urrusolo son las caras más significativas de la ‘vía Nanclares’

En uno de sus permisos penitenciarios, Gisasola presentó hace dos años, en San Sebastián, su primera novela Gaur zortzi (Hace una semana) en la que hace una apuesta “por la convivencia” en el País Vasco. El libro narra las vivencias de una madre que descubre que su hija se ha marchado de casa para ingresar en una organización terrorista. Gisasola dijo que el relato “no es autobiográfico”.

Hace ahora un año, la ex etarra participó junto a Andoni Alza, también acogido a la vía Nanclares, en un acto de homenaje, en Bilbao, a Joseba Goikoetxea, sargento de la Ertzaintza y afiliado al PNV que fue fue asesinado por ETA. Gisasola se abrazó a Rosa Rodero, viuda del policía. A su vez, EiTB ofrecerá este martes un documental en el que Gisasola y Rodero mantienen una conversación en favor de la convivencia tras el cese de la violencia.

Por su parte Urrusolo Sistiaga recuperó este lunes por orden del Juez de Vigilancia Penitenciaria el sistema de permisos temporales de que disfrutaba hasta que el pasado 13 de julio fue sancionado por participar en una entrevista en la Ser. Urrusolo Sistiaga solo podía hacer declaraciones a medios vascos.

Más información