Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
GIPUZKOA

La Diputación denuncia por malversación a un excargo de Bidegi

La institución presenta una querella por el pago de 3,4 millones no ejecutados en las obras de construcción de la AP-1

La Diputación de Gipuzkoa, gobernada por Bildu, ha denunciado por malversación de caudales públicos y falsificación de documentos a un exresponsable de Bidegi, la empresa que gestiona las dos autopistas del territorio, por el pago de 3,4 millones no ejecutados en unas obras de construcción de la AP-1. La institución ha detallado que la liquidación se hizo en junio de 2011, una semana antes de la llegada de Bildu a la Diputación. La institución además también ha denunciado por falsificación de documentos al director de obra y a la empresa contratista del tramo Eskoriatza Iparra - Arrasate Iparra, el trazado donde supuestamente se cometió la irregularidad.

La Diputación ha precisado que los 3,4 millones corresponden por el supuesto pago de una cantidad de tierra inexistente, por lo abonado de más para almacenar otros residuos, y por el coste de varias excavaciones no efectuadas.

"Tras analizar los documentos relacionados con la construcción del tramo, en varios apartados se ha observado que las liquidaciones abonadas en 2011 por Bidegi y las cantidades contrastadas hoy en día no coinciden", precisa el comunicado.

La Diputación decidió analizar la documentación relativa a la construcción del tramo después de que a principios de año constatase que en un depósito, Basagoiti-2, donde decidió verter los sobrantes de tierra de otras obras, la capacidad del mismo era mucho mayor a la esperada. Supuestamente en ese depósito habían ido a parar las tierras de las obras de construcción de la AP-1, y según se comprobó faltaban más de 900.000 metros cúbicos. "Se puede afirmar que lo pagado por una cantidad de tierras inexistentes asciende a 532.754 euros", defiende la Diputación.

A esa cifra, la institución suma otros 899.020 euros por el pago por trasladar otras tierras a un depósito diferente. "Los análisis muestran la falsedad de tal concepto, ya que al inicio de las excavaciones Basagoiti-2 se encontraba ya disponible", continua la nota.

Además, "en la liquidación de junio de 2011, se añaden algunas cantidades de las extracciones de tierras en determinadas zonas. Para corroborar dichas cantidades Bidegi solicita a empresas especializadas el levantamiento topográfico de diversas zonas de excavación para verificar las cantidades", precisa el comunicado, que añade que las labores determinan que "la cantidad de tierra pagada no coincide con las mediciones, que muestran la existencia solo de la mitad de lo abonado en la liquidación". Con lo que, asegura la institución, "la cantidad pagada por excavaciones no realizadas asciende a 2.005.926 euros".