Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Confiscado el mayor cargamento de metanfetamina de Europa

Los Mossos decomisan 131 kilogramos de droga y desarticulan a una banda

La división de investigación criminal de los Mossos d’Esquadra ha desarticulado una banda de narcotraficantes mexicanos que habían introducido en el puerto de Barcelona un cargamento con 131 kilogramos de metanfetamina. Es el cargamento más grande de esta sustancia intervenido en Europa. En el mercado negro esta cantidad de metanfetamina podría haberse comercializado por 30 millones de euros.

La investigación comenzó a principios de septiembre cuando un intermediario que nada tenía que ver con la banda detectó que en el interior de un bote de piña en almíbar procedente de una carga del Puerto de Barcelona había una sustancia blanquinosa extraña. Se puso en contacto con la policía autonómica quien detectó que se trataba de metanfetamina. Los agentes, en colaboración con el juzgado de Instrucción número 1 de Igualada, intentaron identificar a los miembros de la organización que habían introducido la droga.

La droga confiscada se podría haber transformado en más de 600.000 comprimidos

La banda alquiló un trastero en l'Hospitalet de Llobregat donde trasladaban la droga antes de enviarla en otro barco hasta Australia. Allí es donde realmente se iba a comercializar. Antes de que los individuos pudieran trasladar la droga de nuevo al puerto, los agentes de los Mossos d’Esquadra detuvieron a dos de los integrantes de la organización y decomisaron los 131 kilos de metanfetamina.Tal cantidad de droga se podría haber transformado en más de 600.000 comprimidos. La sustancia estaba escondida en una veintena de las 800 cajas de un cargamento que llegó al Puerto de Barcelona con 18.000 latas de piña en almíbar.

La sustancia estaba escondida en una veintena de las 800 cajas de un cargamento que llegó al Puerto de Barcelona con 18.000 latas de piña en almíbar

La metanfetamina, una sustancia química estimulante más potente que la cocaína y con efectos devastadores para la salud, es la segunda droga con más adeptos en el mundo, con 34 millones de consumidores, tan sólo por detrás de la marihuana, si bien su consumo es residual en España, por lo que los investigadores están convencidos de que su destino final era Australia.