Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias planea un gran parque temático infantil en La Sagrera

El proyecto prevé locales de restauración, comercio especializado en juegos y espectáculos

Xavier Trias, alcalde de Barcelona por CiU.
Xavier Trias, alcalde de Barcelona por CiU.

El Ayuntamiento de Barcelona proyecta levantar un parque temático infantil de juegos en el entorno de la estación de la Sagrera. Un proyecto que agrupe en un solo espacio “lo mejor de los parques temáticos y de los parques y museos infantiles”, con marcado “componente pedagógico” y que sea “un nuevo icono” de la ciudad. El proyecto —según la documentación que una empresa ya ha hecho llegar al Consistorio y a la que ha tenido acceso este diario— prevé que haya un “parque infantil tematizado”, una plaza de juego al aire libre, talleres, locales de restauración, comercio especializado en juegos y complementos infantiles y espectáculos. Con un aforo máximo puntual de 2.000 personas y una previsión de visitantes anuales de 800.000.

El Consistorio tiene previsto llevar la votación del “concurso para la instalación y posterior gestión de un centro lúdico pedagógico” a la Comisión de Economía de mañana. El expediente no aclara quién construiría un proyecto, que tiene ya hasta nombre: Kids Sagrera.

Los terrenos donde el Ayuntamiento que capitanea Xavier Trias quiere levantar el parque ocupan casi 20.000 metros cuadrados (19.450, como dos manzanas del Eixample). Están en la calle de Josep Soldevila, lo que se conoce como el triángulo ferroviario, y tienen la calificación urbanística de equipamiento.

En el argumentario que acompaña el expediente que el Consistorio quiere que prospere afirma que “es de interés municipal la implantación de una instalación que se desarrolle como centro lúdico-pedagógico para niños y su posterior explotación”. El Gobierno municipal apunta que Barcelona es una ciudad densa, que recibe muchos visitantes y que tiene equipamientos de muchos ámbitos, pero ninguno “como el que se quiere impulsar destinado a los niños de todas las edades, pensado como un gran centro de ocio y diversión donde los niños y adolescentes sean los protagonistas activos y destinatarios de todas las actividades, donde niños de todas las edades puedan aprender jugando y jugar aprendiendo”.

El Ayuntamiento quiere convertir el parque en una seña de identidad de Barcelona

El texto habla de “una iniciativa municipal, ambiciosa que aspira a ser una nueva seña de identidad de la ciudad”. Que “incorpore”, apunta, “un componente pedagógico porque se quiere recuperar el juego como forma básica de aprendizaje del ser humano”. En este sentido, la idea es que en el espacio se traten “cuestiones de interés pedagógico” como la diversidad, la compañía, la sostenibilidad, la realidad y la ficción, la fantasía o la genialidad.

Las condiciones del concurso establecen la instalación y posterior explotación por 30 años y prevén un canon inicial de 100.000 euros, más un canon anual del 2% de los ingresos que se obtengan, con un mínimo de 200.000 euros anuales. Echando cuentas básicas (100.000 más otros 200.000 por lo bajo cada año, con un descuento del 2%), el Ayuntamiento estima que podría ganar algo más de cuatro millones.

En el apartado de criterios de evaluación de las ofertas (hasta 100 puntos), el criterio de mayor peso es la propuesta económica (hasta 50 puntos). Se valorarán hasta con 10 puntos los criterios de la calidad del anteproyecto (arquitectura, obras a realizar, calidad de los materiales…); el “enfoque a un público familiar desde una vertiente pedagógica distinta basada en el juego”, entre otros.

En vistas a la votación del miércoles, desde el grupo municipal de ICV, la concejal Janet Sanz ha manifestado que votará en contra de la licitación. Subraya que “choca con las estrategias municipales públicas de ocio infantil, porque está vinculado a un negocio”. “Hasta ahora, el Ayuntamiento construía equipamientos, casals, ludotecas o plazas y a la vez fortalecía el acceso al ocio educativo a través de entidades como los esplais, pero no daba cabida a la estrategia mercantilizada, que se convierta en promotor de una oferta así es inaceptable”, afirma. Sanz asegura además que ni vecinos ni comerciantes de la zona tienen noticia del proyecto y que debería consultarse al territorio.

Más información