Camacho tacha de “pucherazo” y de “farsa” el 9N

La popular repudia que el proceso de participación carece de garantías democráticas

La presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, esta mañana en Barcelona.
La presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, esta mañana en Barcelona.Toni Garriga (Efe)

El 9-N está siendo “un pucherazo antidemocrático” y la mayoría de catalanes no va a participar en “esta farsa”. Alicia Sánchez-Camacho, líder del Partido Popular en Cataluña, ha repudiado este mediodía el proceso de participación sobre la independencia y ha vaticinado que la historia “juzgará” a Artur Mas por haber dividido a los ciudadanos catalanes y haber sembrado el odio en el resto de España. “Se está engañando a los catalanes: esto no es referéndum por muchas colas que haya. Es la fiesta independentista para apoyar a Mas y Junqueras”, ha afirmado la popular reconociendo la afluencia a las urnas y que ha puesto como ejemplo de “pucherazo” que Oriol Junqueras, líder de Esquerra, presida una mesa. Ciutadans ha pedido de nuevo elecciones anticipadas. Ni uno ni otro partido, al contrario de UPyD, ha pedido en el juzgado detener el proceso.

Más información
Mas pide a Rajoy un referéndum pactado y definitivo
El president condiciona el adelanto electoral en Cataluña a la respuesta de Rajoy
El dispositivo de la Generalitat pasa la prueba
Rajoy ve antidemocrática la consulta y resta cualquier validez a los datos
En Pontons, feudo del PP, no hay consulta

En un acto en unos jardines de la Diagonal y bajo una fina lluvia, la popular ha querido enviar un mensaje claro de que el futuro de Cataluña se decidirá entre todos los españoles y ha recalcado que el proceso participativo no servirá de nada. “No tiene valor jurídico, democrático ni respaldo internacional. Y, lo más importante, no va a ninguna parte”, ha esgrimido Camacho, que ha señalado que son los propios independentistas los que votan y los que recuentan. “Este es el proceso de Juan Palomo: yo me lo guiso yo me lo como”, ha remachado.

Camacho ha puesto en duda la honestidad de los voluntarios que participarán en el recuento al asegurar que ya está decidido el resultado. A su juicio, el final ya está escrito y “los cortesanos” de la Generalitat magnificarán este lunes los resultados. En su discurso, Camacho ha invitado a Artur Mas a recuperar el “seny” y le ha animado a tender puentes, lema de la campaña que ha presentado hoy con unas grandes fotografías en paneles y jugando con la metáfora de que, tras ella, en los jardines, había un estanque en cuyo perímetro se situaron un centenar de cargos y afiliados del PP. “Mas ha traspasado las líneas rojas y hay que restablecer puentes. Todos los catalanes tenemos que empezar a hablar el día 10”, ha afirmado para pedir de nuevo elecciones anticipadas.

Ante unas 600 personas, en el auditorio Axa, Ciutadans ha organizado un acto bajo el lema “con la democracia no se juega”. El recinto estaba lleno de carteles con esta frase: “Cataluña es mi tierra, España mi país y Europa mi futuro”. Albert Rivera, presidente de Ciutadans, ha instado a Mas a convocar ya los comicios: “Los demócratas no daremos por buenos los resultados de un fraude democrático. A los separatistas hay que ganarles en las urnas de verdad y no con cajas de cartón y papeletas de mentira”. El también diputado ha considerado que Cataluña no tiene un Gobierno sino un “comité de sedición” que pretende “romper el país, separar los poderes y llevarse el dinero a Suiza”.

Albert Rivera, en el centro de la imagen, escoltado por el eurodiputado Juan Carlos Girauta y Carolina Punset.
Albert Rivera, en el centro de la imagen, escoltado por el eurodiputado Juan Carlos Girauta y Carolina Punset.CONSUELO BAUTISTA
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El acto lo ha abierto Carolina Punset, que fue la candidata número tres al Parlamento europeo, y que ha establecido un paralelismo entre el movimiento soberanista con ETA. “Unos intentaban acabar con esta débil democracia con bombas y otros de forma más sibilina y eso no tiene nada de pacífico”, ha dicho Punset que ha acusado a los independentistas de ocupar el espacio público como hicieron los franquistas durante la dictadura con el yugo y las flechas.

Pero no solo eso: también ha establecido paralelismos entre el independentismo con los fascistas que se concentraban en la plaza de Oriente, los nazis de Hitler o los fascistas de Mussolini. “Los nacionalismos siempre han sacado multitudes en la calle y eso ni les da la razón ni les convierte en movimientos democráticos”, ha defendido. El acto ha empezado con cierta tensión cuando la conductora ha empezado a hablar en catalán y alguien del público ha gritado: “¡También en castellano!”. Posteriormente, un hombre, enfurecido, ha exclamado cuando Punset ha hablado de las multitudes fascistas plaza de Oriente: “Aquí también salían a la calle esos hijos de puta. Eso también lo he visto yo”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS