9N | Consulta catalana

La Generalitat dice que los directores de instituto no abrirán los centros

La Administración asegura que el domingo entregará las llaves a los funcionarios

El Departamento de Enseñanza de la Generalitat intentó ayer desinflar la polémica de los últimos días y negó que los directores o profesores de instituto vayan a abrir los centros para instalar las mesas de votación o durante la jornada de la consulta alternativa del 9-N. “La Administración dará las llaves a los voluntarios”, aseguró un portavoz de Enseñanza. La manera en la que se formalizará esa entrega no siempre será la misma.

En algunos institutos se da la circunstancia de que los directores están inscritos como voluntarios en la consulta, así que Enseñanza considera que en ese caso no se plantearía ninguna incompatibilidad si ellos fueran los encargados de alzar la persiana el domingo. En otros, podría ser el jefe de estudios que también se haya inscrito como voluntario, o algún padre registrado con esa condición. De hecho, la Generalitat habilitó en su día un registro específico de “voluntarios de equipamiento” dirigido a la comunidad educativa para así garantizarse cobertura (disponibilidad de voluntarios) en todos los centros. La última cifra disponible hablaba de una cobertura del 96%.

Lo que la Generalitat pretende a toda costa es que la fiscalía no pueda actuar contra los directores, y más tras la advertencia que les hizo llegar por carta la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna. Algunos directores reclamaron ayer que se les expida un resguardo en el momento en el que entreguen las llaves a sus respectivos servicios territoriales, para esquivar cualquier responsabilidad. En otros casos, explicaron fuentes sindicales, los propios directores ingresaron por registro las llaves y las cartas a las oficinas de las delegaciones de Enseñanza. También ha habido directores a los que el departamento que dirige la consejera Irene Rigau (CiU) instó a que olviden su condición de funcionario y colaboren con la consulta por su condición de voluntarios. No es público cuántos directores y directoras son funcionarios.

Las mismas fuentes sindicales explicaron que varios directores también respondieron a la carta de Llanos de Luna explicando que reenviaban y comunicaban la misiva a sus superiores del departamento de Enseñanza como una manera de darse por notificados y trasladar la responsabilidad.

Todas las órdenes sobre el dispositivo de cara a la votación de mañana se han hecho de forma verbal, un hecho que provocó que hace unas semanas los sindicatos de la Enseñanza, en bloque (CC OO, UGT, ASPECPC y USTEC), pidieran a Rigau que se entregaran las órdenes por escrito, algo que nunca ocurrió. Un informe solicitado hace un mes por esos sindicatos sostenía que los funcionarios que voluntariamente participen en la gestión de la consulta “no tienen ningún tipo de cobertura legal en una orden o instrucción del departamento en la que se puedan acoger en caso de ser imputados por las actuaciones realizadas el día 9-N”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50