Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Memoria gráfica de un hombre y su obra vital: el Museo González Martí

La institución celebra su 60 aniversario con una restrospectiva de fotografías históricas

González Martí y su mujer (ambos, en el centro) reciben a un grupo de estudiantes y al historiador Elías Tormo. Ampliar foto
González Martí y su mujer (ambos, en el centro) reciben a un grupo de estudiantes y al historiador Elías Tormo.

Un hombre cuya larga vida (95 años, comenzados y terminados en Valencia) dejó como legado, además de una manera particular de ver el mundo de la cultura y el patrimonio, un museo. El Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí, indisolublemente ligado a la figura de su fundador (año 1947) y director hasta su muerte (1972). La institución, que cumple 60 años en su actual y privilegiada ubicación, el céntrico Palacio de Dos Aguas, ha decidido echar la vista atrás sobre la relación entre ambos. Para ello, tira de su fondo gráfico, buena parte del cual proviene de esa manera de entender la cultura que tenía Manuel González Martí: el ilustre valenciano recopilaba fotos, láminas y hasta caricaturas de aquellas personas que visitaban en edificio.

La retrospectiva se divide en seis áreas temáticas que intentan dibujar la historia del palacio, el museo y su fundador

"Queremos que las fotos hablen por sí mismas. Y las que explicamos, no lo hacemos con nuestra voz, sino con la de sus protagonistas o los narradores de la época", cuenta María José Suárez, comisaria de la exposición, mientras señala uno de los 25 paneles que intentan condensar la historia del palacio, el museo y su fundador. Efectivamente, la mayoría de las aclaraciones y pies de foto son testimonios del propio González Martí u otras personalidades del momento. O correspondencia de los protagonistas, o crónicas publicadas en la prensa local. El período retratado se extiende desde finales de la década de 1850 a finales de la de 1980. Y es que la fotografía también está cumpliendo años —175—, algo que los organizadores han tenido presente.

La retrospectiva se divide en seis áreas temáticas. La primera intenta ilustrar el devenir y el enorme valor del palacio de estilo rococó que acoge el museo. Luego, el visitante asiste a una síntesis del carácter curioso de González Martí y su mujer, Amelia Cuñat i Monleón, y su faceta de coleccionistas que acabaría siendo origen de la actual colección —donaría 3.500 objetos, mientras que el fondo actual cuenta con alrededor de diez veces más—.

Una postal de comienzos del siglo XX con la fachada del Palacio de Dos Aguas. ampliar foto
Una postal de comienzos del siglo XX con la fachada del Palacio de Dos Aguas.

En la tercera etapa, los paneles explican cómo el Estado franquista compra el palacio en 1949 por dos millones de pesetas y lo rehabilita, para fusionar su valioso contenido (salones ricamente amueblados, carruajes, cuadros) con el fondo que González Martí había cedido previamente, constituyendo el actual museo dedicado a la cerámica y las artes suntuarias.

La cuarta parte se dedica precisamente al patrimonio que constituía todo ese haber del edificio, sobre todo sus pinturas —con firmas como las de José Brel, Hipólito Rovira o Plácido Francés, entre otros artistas de los siglos XVII y XIX—. En este caso, las imágenes van acompañadas de poesías.

Las últimas dos partes están dedicadas, respectivamente, a una galería de personajes anónimos e ilustres que visitaron la colección —el dictador Francisco Franco y su mujer, el príncipe Raniero y Grace Kelly, estudiantes, ciudadanos de a pie, a todos recibía el erudito valenciano, cuenta María José Suárez— ,y a una panorámica de algunos de los intelectuales y artistas con los que González Martí estableció algún tipo de relación —Vicente Blasco Ibáñez, Joaquín Sorolla o Pablo Picasso (que donó piezas suyas a la colección después de conocer a su director), entre otros.

En la presentación a los medios, este martes, también estuvo presente la coordinadora de la exposición, Purificació Mascarell —"ha sido el alma de todo el proceso", dice María José Suárez—, el director del museo, Jaume Coll Conesa. Todos ellos hablan con lo que casi es adoración del fundador del museo. La muestra, que estará hasta el próximo 1 de febrero, es una buena ocasión para saber si tienen razón para ello.

Catalá anuncia 5,7 millones del Gobierno central para el museo pero no habla del bloqueo

Durante la presentación de la exposición, la consejera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, ha subrayado que el Gobierno central invertirá 5,7 millones hasta 2018 en la mejora del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí.

Ha señalado que la remodelación de este museo ha sido una de las primeras "prioridades" para el actual gobierno de la Generalitat en materia cultural y una de las solicitudes que le trasladaron al ministro de cultura, José Ignacio Wert, en su primer encuentro y que "ha cumplido".

Lo que ha mencionado es que el Ayuntamiento de Valencia, dirigido por Rita Barberá, es el responsable de los continuos retrasos en el inicio de estas obras, cuyos planes se remontan al año 1998 y cuyo desbloqueo por parte del Consistorio llevaba esperando el Ministerio de Cultura desde 2007.

Más información