La ANC dice que el Constitucional vuelve a ayudar a la independencia

Iniciativa insta a Mas a mantener el 9-N y PSC, PP y Ciutadans a cumplir con la legalidad

Carme Forcadell, con los brazos en alto, se dirige a los asistentes a la manifestación del pasado 11 de septiembre en Barcelona.
Carme Forcadell, con los brazos en alto, se dirige a los asistentes a la manifestación del pasado 11 de septiembre en Barcelona.Albert Garcia

La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell, ha asegurado hoy que el Estado y el Tribunal Constitucional (TC) "han ayudado otra vez a dar un paso más hacia la independencia", después de que el alto tribunal haya suspendido cautelarmente el proceso participativo del 9N. "El Estado español y el Constitucional no nos fallan nunca. Han suspendido el nuevo 9-N."

Más información
Mas demandará al Gobierno y mantiene el 9-N
El Constitucional también suspende la consulta alternativa del 9-N
La ANC llama a ir a votar aunque el Gobierno impugne el nuevo 9-N

Quim Arrufat, diputado de la CUP, ha pedido al Gobierno de Artur Mas que mantenga el pulso y siga adelante con el proceso. Arrufat ha calificado de "previsible" la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional "un órgano que es de todo menos independiente que ha reaccionado como marcaba el guión político", ha dicho. El diputado de la CUP ha llamado a los catalanes a desobedecer al Estado el domingo: "Que la gente se prepare el 9N para desobedecer masivamente todas las impugnaciones del Estado español. Saldremos a votar y ganaremos por goleada". Arrufat ha señalado que si se pronuncia una mayoría social por la independencia "será muy difícil impugnarlo desde Madrid" y, aunque no confía al 100% en que se pongan las urnas el 9-N, ha defendido que de momento el Gobierno catalán ha sido fiel a su compromiso con la voluntad popular.

Societat Civil insta a los Mossos a hacer cumplir la legalidad

El presidente de Societat Civil Catalana (SCC), Josep Ramón Bosch, se ha mostrado este martes satisfecho por la decisión del Tribunal Constitucional de suspender la consulta alternativa que planteaba la Generalitat, al tiempo que ha descartado cualquier tipo de "desorden público" este domingo, 9 de noviembre, porque los Mossos d'Esquadra "harán cumplir la ley". "Estamos satisfechos por esta suspensión, como no podría ser de otra forma", ha dicho Bosch en declaraciones a Europa Press, para después subrayar que el domingo "no va a pasar nada" más allá de una "recogida de firmas" o de un intento de las agrupaciones soberanistas de "sacar las urnas a las calles".

Los diputados de ICV-EUiA, Josep Vendrell y Joan Mena, han reclamado al Gobierno catalán que mantenga la celebración de la consulta alternativa y aclare cómo va a desarrollarla sin que tenga "efectos negativos" a terceros, tras la decisión del Tribunal Constitucional de suspenderla de forma cautelar. La formación ecosocialista considera que la consulta "autoconvocada" con voluntarios "ya está en marcha" y debe mantenerse pese a la resolución, por lo que ha instado al gobierno de CiU a concretar cómo piensa desarrollarla. En este sentido, Vendrell, ha advertido al PP que "la impugnación" del Constitucional no servirá para detener una gran movilización el día 9N. "Habrá una amplia participación ciudadana, es un grave error creer que con impugnaciones y resoluciones del Tribunal Constitucional la movilización en Cataluña se detendrá y tarde o temprano el gobierno del Estado deberá dialogar y negociar ", ha dicho. "El gobierno del PP no ganará, no conseguirá imponerse porque, al final, en entornos democráticos la voluntad mayoritaria de la ciudadanía es la que se acaba imponiendo".

Podemos Barcelona también ha manifestado su rechazo a la suspensión del "proceso participativo". La formación ha asegurado que "el 9-N saldrá a la calle para protestar contra la suspensión y para reclamar una democracia real, que tenga en cuenta lo que queremos todos y todas las catalanas. Tenemos derecho a ejercer la libertad de expresión ya que se nos consulte el modelo de Estado que deseamos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, el portavoz del PSC en el Parlament, Maurici Lucena, ha pedido al Gobierno de Artur Mas que cumpla con la resolución del Alto Tribunal y que no incurra en una actitud de desobediencia a la legalidad y que cesen todas las actuaciones públicas dirigidas a la preparación del proceso participativo. "Los socialistas catalanes dijimos que era un error que el Gobierno español recurriese el proceso, pero una vez presentado y que el Tribunal Constitucional ha resuelto suspenderlo cautelarmente, entendemos que el Gobierno catalán tiene que respetar la decisión y cumplir con la legalidad de la ley", ha dicho. Sin embargo, el portavoz de los socialistas sí ve factible que organizaciones de la sociedad civil catalana tomen el relevo y sean las encargadas de organizar el proceso participativo: "La movilización de estas organizaciones ciudadanas se tendría que aceptar con total normalidad".

Alicia Sánchez-Camacho, líder de PP en Cataluña, instó ayer a Artur Mas a cumplir la resolución del Tribunal Constitucional y a ajustarse a la "la ley y la democracia". La popular se negó a adelantar qué medidas adoptará Mariano Rajoy si finalmente las urnas salen a la calle el 9-N. "No entraré en ese juego pero garantizaremos el cumplimiento de la democracia con serenidad y mucha firmeza", dijo. Sánchez-Camacho conminó a Mas a acatar la ley y a no dar un "paso atrás" delegando el 9-N en los funcionarios y los voluntarios: "No me lo puedo imaginar porque los pondría en riesgo. Sería un acto de suma cobardía", afirmó.

Muy crítico también con el Gobierno catalán, Albert Rivera, líder de Ciutadans, invitó a Mas a asumir su fracaso y a convocar elecciones anticipadas para que Cataluña sea dirigida ya por "gente sensata". Ramon de Veciana, portavoz de UPyD en Cataluña, que no tiene representación en el Parlament, calificó el comportamiento del Ejecutivo catalán de "insultante" y fue más allá al pedir que la actitud de Artur Mas "no quede impune".

El PP y Ciutadans han organizado actos el domingo para rechazar el nuevo 9-N, ante la certeza de que, con o sin urnas, habrá movilización ciudadana. Bajo el lema Con la democracia no se juega, la formación de Rivera celebrará un acto en un auditorio de la Diagonal de Barcelona. Y el PP convocará un encuentro con la idea de que "hay vida más allá del 9-N". "Será positivo y de futuro para reconstruir la sociedad catalana", dijo Camacho.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS