Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta se plantea comprar los terrenos abandonados por Delphi

La Administración pretende ampliar el parque empresarial Las Aletas

Instalaciones de Delphi en Puerto Real, en Cádiz. Ampliar foto
Instalaciones de Delphi en Puerto Real, en Cádiz.

Tras haberlo rechazado varias veces, la Junta de Andalucía se plantea ahora comprar los terrenos de la fábrica de Delphi en Puerto Real (Cádiz), cerrada en 2007, como forma de impulsar la llegada de empresas a la bahía gaditana. “La intención es poner esos suelos a disposición del parque empresarial Las Aletas para lograr una oferta conjunta”, ha explicado el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios. El sorprendente anuncio llegó tras la reunión del consejo rector de este proyecto industrial que pretende recuperar unas marismas desecadas para convertirla en el segundo mayor espacio logístico de Andalucía. Ese parque empresarial tiene el inconveniente de desarrollarse en terrenos afectados por la Ley de Costas.

La reunión de este viernes del Consejo Rector de Las Aletas ha servido para aprobar la memoria ambiental, cuya ausencia había sido uno de los reproches que el Tribunal Supremo hizo al diseño primigenio de este parque. El alto tribunal atendió una denuncia de WWF Adena, que acusó a la Junta de Andalucía y al Gobierno central de ocupar suelo de dominio público sin la debida justificación. También un informe de Costas desaconsejó las obras en unas marismas desecadas.

La inversión prevista es de 300 millones para generar unos 10.000 empleos

A pesar de ello, las Administraciones no se rinden y, aunque lentos, siguen dando pasos para retomar el proyecto subsanando aquello objetado por el Supremo y rediseñándolo para poder comenzar las obras cuanto antes. Tras la memoria, todavía hará falta que el Consejo de Ministros apruebe, de nuevo, la reserva de estos suelos condicionados por su protección medioambiental. El suelo se dividirá en cuatro zonas: logística portuaria, logística especializada, empresarial e industrial y mixta, donde tendrán cabida otros servicios complementarios. La inversión prevista es de 300 millones de euros para generar unos 10.000 empleos, frente a la pretensión primigenia de 30.000 puestos de trabajo. Las obras pretendían retomarse en 2014 pero nadie cree ya que ese objetivo se pueda cumplir. En la cuenta del Consorcio de Las Aletas hay 84 millones de euros esperando.

La Junta había sugerido varias veces que ese dinero sirviera para ampliar el espacio natural de Las Aletas y se utilizará para adquirir los terrenos ubicados enfrente, abandonados en 2007 por la multinacional Delphi. Una operación que no obtuvo el visto bueno del Gobierno central. Ahora la propuesta de la Junta es otra: estaría dispuesta a comprar los suelos si pasarán a ser gestionados desde Las Aletas. La presidenta del Consorcio y subsecretaria de Hacienda, Pilar Platero, ha dicho que lo estudiará. Jiménez Barrios no ha querido precisar el coste de la operación, cuyo visto bueno depende ahora de los administradores concursales que gestionan los terrenos. La idea de la Junta, como venían reclamando los extrabajadores, es que las Administraciones puedan atraer empresas y generar otra vez empleo. Un reto pendiente desde 2007.

El proyecto necesita aún la aprobación del Consejo de Ministros

“Nuestra oferta no busca el enfrentamiento ni es ningún tipo de argucia. Lo que queremos es que, incorporando los terrenos de Delphi, Las Aletas pueda ofrecer suelo directamente a los posibles inversores”, ha defendido Jiménez Barrios, consciente de las dudas que el novedoso ofrecimiento del Gobierno andaluz puede generar en otras Administraciones. Aún así la decisión tardará en hacerse realidad porque antes tiene que salir adelante Las Aletas.

Tras la firma de la memoria medioambiental, se calcula que harán falta dos meses para tener un documento de la nueva reserva de los suelos, trámite imprescindible para ocupar terrenos afectados por la Ley de Costas. Ese documento tiene que pasar por el Consejo de Ministros. Sólo entonces el consorcio podrá solicitar al Ayuntamiento de Puerto Real la licencia de obras.